RELIGIÓN

El crisol lingüístico de las parroquias de Mijas

En la Cala de Mijas y Calahonda hay una comunidad fija que recibe las misas en inglés, en Las Lagunas hay un intérprete y hojas que la traducen a seis idiomas

Don Ferderico Cortés en la iglesia de Santa Teresa en Mijas
Don Ferderico Cortés en la iglesia de Santa Teresa en Mijas - J.J.M.

Mijas es un pueblo con una gran masa de extranjeros. El Ayuntamiento fue el primero de España en crear un departamento específico para ayudarles a adaptarse y a convivir en el municipio. Esa cultura integradora también ha llegado a la Iglesia, que acoge a la feligresía ofreciéndoles la Palabra de Dios en diversos idiomas. La nacionalidad más destacada es la inglesa. En la localidad de la Costa del Sol residen 11.000 británicos, según las estimaciones oficiales. Sin embargo, el número de anglófonos es muy superior. «Hay muchos extranjeros que no son británicos, pero hablan inglés y acuden a nuestra parroquia», relata el padre Federico Cortés, que ejerce en las iglesias de Santa Teresa de Jesús de la Cala de Mijas y en San Miguel de Calahonda.

La extensa comunidad de anglófonos hace que haya un núcleo permanente de feligreses. Este hecho ha permitido que, desde hace dos décadas, en estas dos parroquias se celebren los domingos misas en inglés. En Santa Teresa de Jesús la comunidad es de unas 50 personas y suelen acudir a la Misa a las 10.00 horas. En Calahonda, por otro lado, la celebración de la Eucaristía es a las 12.00 horas y suelen asistir unas 150 personas. «Se ha creado una comunidad que no sólo comparten la Misa, sino que incluso quedan después para tomar el té», explica Don Federico Cortés.

La celebración se hace en tres idiomas. Las partes comunes son en latín, las lecturas las lleva a cabo una persona en inglés, que también traduce las palabras del párroco cuando hace algún comentario en español. «Hay lectores, los ministros de la comunión son ingleses y en Calahonda tenemos un organista irlandés», apunta el párroco, quien señala que las lecturas y la homilía se les entregan traducidas a los devotos antes de la Misa, para que puedan seguirlas. La iglesia de San Miguel incluso deja zonas parroquiales a otras confesiones, como anglicanos o evangelistas, para que puedan celebrar sus rituales como política integradora.

La parroquia de San Manuel González en Las Lagunas de Mijas también es un ejemplo de acogida de foráneos. Desde hace años presta un servicio religioso en el que trata de adaptarse a la afluencia de feligreses extranjeros a la Misa. En este caso no sólo son anglófonos, por lo que las fórmulas para la adaptación se complican. Los domingos a las 12.00 horas una intérprete traduce al inglés las palabras del sacerdote, Don José María Ramos. Esto se repite en las festividades como Navidad o Semana Santa, ya que es habitual la afluencia de extranjeros.

Pero no es la única lengua en la que se puede recibir la Palabra de Dios en este templo de Mijas. La parroquia está situada en la zona más poblada y urbanita del municipio. Es el lugar donde residen trabajadores extranjeros de diferentes nacionalidades a los que se les favorece participar en los ritos religiosos. Para esto, se distribuyen unas hojas que traducen las diferentes partes de la celebración a seis idiomas. Con este documento se puede seguir la Misa en inglés, los días que no hay intérprete, alemán, italiano, francés, holandés y rumano. La iglesia también tiene un documento en el que están traducidos los Sacramentos, para que puedan ser seguidos sin problemas por los devotos en sus lenguas nativas.

Toda la actualidad en portada

comentarios