Andalucía - Málaga

Cope, 50 años contando Málaga

La cadena de radio se ha convertido en el último medio siglo en una parte fundamental de la vida cultural y social de la ciudad

Equipo actual de Cope en Málaga encabezado por Adolfo Arjona
Equipo actual de Cope en Málaga encabezado por Adolfo Arjona - ABC

Cope Málaga cumple este año medio siglo. Han sido 50 primaveras en las que la cadena, no sólo ha contado la ciudad, sino que ha sido parte activa de todo lo que ha sucedido en ella. Lejos queda el recuerdo de aquel nacimiento bajo la batuta de José Miguel Azpiroz en la calle Molina Lario en 1966. El 1 de octubre a las 7.00 de la mañana comenzaron unas retrasmisiones puramente locales. «Sólo desconectábamos para el parte. Los diarios nacionales de las 14.30 horas y el de las 22.00 horas», explica Antonio Guadamuro, que vio nacer aquel proyecto, se convirtió en estrella de aquella radio con «El búho musical» y ahora sigue ligado a la cadena de su vida con toda la información cofrade.

José Miguel Azpiroz, primer director de Cope en Málaga, junto a algunos periodistas de la cadena. Entre ellos –primero derecha– Antonio Guadamuro, superviviente de aquella fundación y aún en activo
José Miguel Azpiroz, primer director de Cope en Málaga, junto a algunos periodistas de la cadena. Entre ellos –primero derecha– Antonio Guadamuro, superviviente de aquella fundación y aún en activo- ABC

La emisora ha sido parte importante de la vida de la ciudad. «En la manifestación que se produjo cuando se le concedió a Málaga la Universidad en 1972, la contamos a través de teléfonos en la calle. En algunos casos eran de monedita. Por donde iba pasando, nosotros íbamos conectando», recuerda Guadamuro. La cadena ha narrado el paso de las grandes figuras taurinas por la ciudad, las ferias y ha sido punto reflexión para los personajes de mayor relevancia, como María Zambrano, Jorge Guillén o Gerald Brenan. La Semana Santa fue una de las grandes apuestas desde el principio, aunque poco queda de aquellas retrasmisiones desde El Círculo Mercantil de Málaga. «Las emisiones cambiaron y se hizo un programa de servicio público. José Luis Gago decía que «Cruz Guía» era un «Tiempo de Ruego» por el formato. En lo diferente está el éxito de las cosas», afirma Aldolfo Arjona, director de Cope Málaga desde hace casi 25 años.

Antiguo edificio donde estaba Cope
Antiguo edificio donde estaba Cope- ABC

Narró todo lo que aconteció desde su fundación, para la que se trajo personal de una radio parroquial de Vélez-Málaga. Los grandes sucesos histórico se vivieron a través de las ondas de Cope, como la muerte de Caparrós en 1977 o las inundaciones que sufrió la ciudad de 1989. Hay programas que han pasado al imaginario colectivo malagueño como «Buenas tardes, señor alcalde», «Esta noche nace un niño» o el mítico «El búho musical». Días de gloria deportiva con ascensos en casi todos los deportes o mundiales de fútbol y baloncesto. «Fuimos la primera emisora que narró un partido de baloncesto en Málaga. Fue en los ochenta, el ascenso del Caja de Ronda en el pabellón de Tiro de Pichón», recuerda Guadamuro.

El deporte del aro ha marcado la historia de la radio. «Hace once años decidimos que merecía la pena apostar por el Unicaja. El problema era que comercialmente era poco atractivo y que, comparado con el fútbol, a La Rosaleda van 40.000 personas y, en los mejores días del Martín Carpena, hay unas 7.000. Nos costó convencer a Madrid. Ahora tenemos unos niveles de flujo económico muy parecidos a los del fútbol», señala Adolfo Arjona, quien explica que han conseguido diversificar la audiencia con un oyente «joven y formado». «Hoy es una radio con una potente notoriedad y capacidad de influencia. Llega a muchos sitios y también al poder político y económico», remata el director de Cope Málaga.

Desde su fundación la radio ha cambiado «un cien por cien». «Los medios técnicos no son los que había. Recuerdo que la publicidad era por carretitos, por ejemplo. Ahora hay más calidad y mucho menos personal. Antes había que cargar con un magnetofón, que pesaba lo que no está escrito, para las entrevistas», recuerda Guadamuro, quien explica que era una programación más local y rememora cómo los informativos «había que mandarlos al Gobierno Civil para que pasaran la censura».

Antonio Guadamuro narrando un partido de fútbol en La Rosaleda
Antonio Guadamuro narrando un partido de fútbol en La Rosaleda- ABC

«Era una emisora anclada, parada y poco ambiciosa. Era gris. Cuando llegué intenté levantar el ancla y que anduviera para llenarla de colores, que tuviera un contenido contemporáneo. Moderno, pero no con piercing», explica Aldolfo Arjona, quien añade que ahora el devenir lo marcan las decisiones nacionales, pero que hay una apuesta por la información de servicio y de calidad. «Se trata de abordar los temas que a la gente de la calle no sólo le interesa, sino de los que también hablan. Las cosas que nos preocupan. La llenamos de plasticidad y, sobre todo y lo más importante, la hicimos viable. Somos la emisora más rentable de la Cope a nivel nacional», detalla el director, quien recuerda que hubo directores como Eduardo Vergara o Francisco Fadón que «fueron fantásticos», pero que en la gestión económica «es donde las cosas no fueron también».

Parte del éxito son los formatos por los que se han apostado. Muchos inspirados en viejos mitos de la cadena a nivel local, pero yendo más allá. «Había un programa que era «Buenas tardes, señor alcalde», que era crítico, pero moderado porque había que andarse con ojo. Ahora está «La tapadera», que lo que hace es contar de la manera más cruda la realidad. Sin adornos», afirma el director.

Pero no todo está en las ondas. Cope Málaga es parte de la ciudad y aporta su grano de arena a la agenda cultural y social. «Desde hace muchos años es una radio que quiere ir más allá de su programación. Trata de hacer propuestas con iniciativas editoriales y ser un motor de actividad cultural», remarca Arjona, quien explica que todo tiene un trasfondo económico, pero que esta «programación fuera de onda tiene que formar parte de la sociedad malagueña y servir de cemento para unir». En ese compromiso se desarrollan todos los actos de este aniversario, como la XXXIV convención de directores de la Cope. «Se celebra el consejo de administración de cadena y durante tres días de trabajo queremos dar una imagen de una Málaga tecnológica y cultural. El sol y la playa es archiconocido».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios