Economía

Civisur demanda que el aeropuerto de Málaga sea la gran puerta de entrada a Andalucía

La asociación que impulsa el eje Málaga-Sevilla desgrana las infaestructuras, conjuntas e individuales, necesarias para el desarrollo de ambas provincias

Presentación del informe sobre infraestructuras realizado por Civisur
Presentación del informe sobre infraestructuras realizado por Civisur

La Asociación Cívica del Sur de España (Civisur) remarcó este viernes la lista de infraestructuras necesarias para fortalecer el eje económico Málaga-Sevilla y potenciar el desarrollo de ambas provincias a corto y largo plazo.

Durante unas jornadas celebradas en la capital malagueña, a las que acudieron, entre otras personalidades, el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, y el consejero de Fomento, Felipe López, se expusieron las diferentes líneas de actuación que este colectivo considera imprescindibles en el ámbito de las comunicaciones, principalmente.

Sus copresidentes, Luis Merino y Manuel del Valle, fueron los encargados de moderar distintas intervenciones y mesas redondas en las que los expertos fueron desgranando proyectos estratégicos cuya principal característica es que su impacto sería inmediato y se prolongaría en el tiempo.

Lejos de presentar una larga lista de iniciativas difícilmente realizable, el informe elaborado por la Comisión de Infraestructuras de Civisur detalla un número realista -en su consecución- de obras, que divide entre los que son claves para el desarrollo conjunto de ambas provincias y las que tienen un carácter más individual.

Dentro del primer grupo se sitúan tres iniciativas vinculadas a las conexiones y terminales de transporte. La necesidad de unir Málaga y la ciudad sevillana a través del AVE es la principal reivindicación. Después de que la Junta dilapidara cientos de millones de euros en un tramo que era imprescindible para el eje transversal ferroviario andaluz, y que ahora es una «lengua» de tierra con alguna que otra «pseudo estación fantasma», el Gobierno central retomó el proyecto con una «sencilla» obra cuyo coste inicial se ha cifrado en 23 millones de euros. Se trata de hacer un «by pass» o «Y» en la línea Sevilla-Córdoba, a la altura del municipio de Almodóvar del Río, con un ramal que llevará hasta la capital malagueña.

«De esta forma se utilizarían más las actuales líneas, lo que contribuiría a mejorar la explotación», se plasma en el documento presentado por la asociación, en el que agrega que, «una vez se disponga de este ramal, será posible implantar servicios directos, sin paradas intermedias, entre Sevilla y Málaga en unos 75 minutos». El trazado se extendería hasta Granada una vez llegue a su capital la alta velocidad.

El carácter estratégico del aeropuerto malagueño –acapara el 70 por ciento del transporte aéreo en la región- es clave, pero podría situarse a niveles similares de los de Madrid y Barcelona si se impulsara como «la puerta de Andalucía al mundo». «No es cuestión, como se propugna a veces con un gran desconocimiento del tema, de “repartir” las demandas entre los aeródromos de la comunidad, sino de favorecer que exista un gran aeropuerto que ofrezca los mejores y más amplios servicios a todos los andaluces, sin que por ello se reduzcan los de los otros», considera Civisur, que hace hincapié en que esta terminal aeroportuaria tiene capacidad para gestionar 30 millones de pasajeros al año con sus dos pistas operativas.

Para evolucionar, los expertos apuestan por generar nuevas líneas intercontinentales, como a Miami (EE.UU.), Bogotá (Colombia) o Doha (Catar), que sirvan de lanzaderas para atraer a visitantes de sus entornos geográficos.

También consideran fundamental establecer una simbiosis con el puerto, así como con el ferrocarril y la carretera.

En este último contexto se desarrolla el tercer y último proyecto en común: una autopista que uniese ambas provincias y que transcurriría por el Valle del Guadalhorce. «Mejoraría sustancialmente la accesibilidad general del territorio situado en el encuentro de las provincias de Cádiz, Sevilla y Málaga», se explica en el informe.

Las iniciativas de carácter individual que los expertos consideran fundamentales para la provincia sevillana son: completar la Ronda SE-40, el desarrollo del Puerto Comercial-Zona Franca y la ampliación del metro; mientras que las exclusivas para la malagueña son: el tren del Litoral hasta Marbella, la integración urbana del río Guadalmedina y la segunda Ronda Este y Norte.

«Para el mejor impulso al desarrollo de estos proyectos, parece aconsejable promover la creación de un ente conjunto entre Sevilla y Málaga, con la participación de la Junta de Andalucía, del Gobierno de España y de la sociedad civil. Éste, sin competencias o responsabilidades en la ejecución de las obras, debería ser un órgano de tipo consultivo para el análisis y seguimiento de las mismas», aconseja Civisur.

Manuel del Valle, durante su intervención de ayer, recordó que «las infraestructuras públicas son absolutamente necesarias, pero son para ir haciéndolas día a día y no a saltos». «Nosotros estamos para ayudar, para decir lo que nos parece que se debería hacer, como empresarios y simples ciudadanos», concluyó.

 

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios