Juan Marín en su visita a Mijas
Juan Marín en su visita a Mijas - J. J. M.
JORNADA LABORAL

Ciudadanos pide que las 37,5 horas de los funcionarios andaluces «sean productivas»

Juan Marín insta a la Junta de Andalucía a cumplir la sentencia del Constitucional y pedirá explicaciones a la consejera en el Parlamento

MIJASActualizado:

Tras la publicación del catálogo de tareas que los funcionarios pueden hacer desde casa para completar la jornada de 37,5 horas semanales, Ciudadanos avisa de que «las sentencias están para cumplirse». «Esas dos horas y media tienen que ser productivas y vamos a intentar que se nos explique en el Parlamento de Andalucía», ha señalado este miércoles Juan Marín, portavoz de Ciudadanos, en la visita a un nuevo instituto en el municipio de Mijas. La Junta incluye en el catálogo de actividades la formación, cursos de autoayuda o la meditación.

Ante esto, el partido naranja ha pedido una comparecencia de la consejera de Economía y Hacienda, María Jesús Montero, en el Parlamento de Andalucía para que explique el planteamiento que hace el gobierno regional en relación a como se volverá a poner en valor esas dos horas y media, que hasta ahora no se venía produciendo. «Responde a la jornada de cualquier trabajador de la Junta semanalmente», ha explicado Marín, que ha añadido que Andalucía «está obligada a cumplir, como en el resto del país, y los funcionarios públicos tendrán que trabajar 37,5 horas».

La polémica tiene su origen en 2013. El Gobierno central, debido a la crisis del país, aumentó 2,5 horas semanales la jornada de los trabajadores públicos de toda España. Pero el año pasado, la Junta de Andalucía decidió saltarse esa medida y eliminó el aumento. Devolvió, en contra de la legislación estatal, la jornada de 35 horas a los funcionarios de la administración autonómica. Sin embargo, el Tribunal Constitucional anuló dicho decreto, porque la organización del horario de los trabajadores públicos es competencia del Estado. La Junta no podía hacer ese cambio, pero aprobó entonces la solución de 35 horas presenciales y 2,5 desde casa, para saltarse la jornada de 37,5 horas.

Prometió velar por que se cumpliría todo, pero las formas de saltarse los controles son variadas. Sólo matricularse en una carrera, máster o curso de experto da unas 90 horas de trabajo y también se pueden conseguir horas de teletrabajo si se comunica al superior tareas de reuniones, planificación o revisión de trabajos a realizar desde casa, entre otras fórmulas. Este tipo de prácticas se suma al catálogo de actividades, como meditación de raíces budistas «new age» o cursos de liderazgo personal, y hacen que se levante la sospecha sobre el cumplimiento real de la joranda de 37,5 horas semanales. Por esto, Ciudadanos espera explicaciones a principios de febrero con la reapertura de la actividad parlamentaria.