EDUCACIÓN

En caracolas y sin poder ir al baño

La Junta de Andalucía ha instalado un nuevo módulo de chapa en el colegio Indira Gandhi de Mijas, pero se ha olvidado de dotarlo de los servicios adecuados

Entrada uno de los barracones del Colegio Indira Gandhi de Mijas / J.J.M.
Entrada uno de los barracones del Colegio Indira Gandhi de Mijas / J.J.M.

La Junta de Andalucía ha ampliado este año el colegio Indira Gandhi de Mijas. Un centro que está construido sólo con caracolas –barracones de chapa– y que lleva siete años con esta «medida provisional». Pese a que ya se ha colocado la primera piedra para el nuevo colegio y han comenzado las obras, que darán por finalizada esta estancia en las aulas de lata, este año la Consejería de Educación ha instalado un nuevo módulo para los 40 niños que han entrado nuevos –hay más de 540 alumnos enlatados–. Una ampliación que se aprobó en junio, que se ejecutó el jueves pasado –según el AMPA– y que ya ha mostrado sus primeras deficiencias en el primer día de curso escolar. «No tienen baño. El que hay no se puede usar, porque no son adecuados para los niños de primaria. Ahora tienen que cambiarlos», aseguró Mariló Olmedo, presidenta del AMPA del Indira Gandhi.

La Asociación de padres de este colegio lamenta que la Junta siga «con la misma planificación nefasta». Los alumnos que han entrado en cuarto de primaria tendrán que ir al servicio, cada vez que lo necesiten, a otros módulos que están acondicionados para ellos. «Van a tener que salir al patio y pasar a otro módulo cada vez que tengan que ir al baño, soportando el tiempo que haga», lamenta Olmedo. Ahora la Junta de Andalucía debe acondicionar la nueva caracola para subsanar el problema y los padres, que exigen una solución inmediata, esperan a que el tiempo no cambie demasiado y las lluvias no aparezcan o el calor no se agudice. «Durante esta semana tendrán que arreglar el problema», añade la presidenta del AMPA.

Pese a todo, los padres ya esperaban encontrarse con alguna deficiencia, como lamentablemente viene siendo tradición en este centro mijeño cada vuelta al cole. «Estábamos algo asustados porque teníamos dudas de que el módulo nuevo estuviera listo a tiempo», remarca Mariló Olmedo, quien explica que la Junta de Andalucía sabía que tenía que colocar esta nueva caracola desde junio, pero que ha esperado a última hora para ejecutar la instalación y ahora aparecen los problemas por las prisas.

Los padres de este centro de Las Lagunas –barriada de Mijas– llevan una larga lucha, extendida durante años, para que sus hijos tengan «un centro digno». «Por un lado, estamos contentos por las obras del nuevo centro, pero son siete años en caracolas y no queremos que haya un octavo», asevera Olmedo, que añade que desde el AMPA van a estar vigilantes para que los plazos de construcción del nuevo colegio se cumplan y que los estudiantes tengan su centro que no sea de chapa el año que viene.

Pese a esto, los padres no ocultan la desazón por los problemas que conlleva estar en un colegio de estas características. Este último episodio con los baños sólo es una muesca más en la brega de estos padres contra la administración autonómica por una educación de calidad para sus hijos. «A esto hay que añadir que seguimos con las mismas deficiencias de siempre», remarca Olmedo, quien se queja de la falta de zonas comunes, un lugar donde salir al patio o a Educación Física cuando llueve, o del mero hecho de tener lonas como techos o clases en los baños de Infantil reconvertidos. «Parece que ya estamos acostumbrados a todo esto, pero estamos impotentes por tener que volver a comenzar, un años más, en las latas», sentenció la presidenta del AMPA.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios