POLÍTICA

«La boda montada» de Marbella puede ser delito

La Fiscalía ve «indicios de delito» en la escolta a caballo en el enlace de «un amigo del alcalde», que ofició el propio regidor del Ayuntamiento

Escolta a caballo de la Policía Local de Marbella en la boda investigada / ABC
Escolta a caballo de la Policía Local de Marbella en la boda investigada / ABC

Fue todo un acontecimiento para los que se lo encontraron. El despliegue sorprendió a los espectadores desde las aceras y luego se convirtió en polémica. Durante el enlace de un «integrante de la misma candidatura al Ayuntamiento que encabezaba el hoy regidor», la escolta policial de media gala a pie y a caballo, los aparcamientos reservados y el despliegue de autoridades, entre las que estaban el Jefe de la Policía Local de Marbella, José Andrés Montoya, el propio alcalde, José Bernal, o una nutrida representación de miembros del equipo de gobierno y del PSOE de la ciudad, deslumbró y mosqueó. Parecía una boda de máximo postín en la ciudad y acabó en un problema que ha llegado a la Fiscalía, para que esta aprecie «indicios de delito» en las acciones de boato que se llevaron a cabo en la comitiva nupcial.

En aquel enlace matrimonial del pasado 3 de junio se investiga ahora la posible comisión de varios delitos. Tras la denuncia de los hechos por parte del Partido Popular de la ciudad, comienzan las diligencias de investigación penal del caso. La razón es que los hechos puestos en conocimiento de la Fiscalía pueden ser «constitutivos de ilícito penal». Por esta razón, el fiscal remite el caso al Juzgado Decano de Marbella con la finalidad de que se reparta a un juzgado que «incoe y practique las diligencias que se estimen procedentes».

Por un lado, el documento del fiscal asegura que hay una «indebida utilización», que hicieron dos vehículos de la comitiva nupcial, de un estacionamiento reservado para la carga y descarga de mercancías próximo al casco antiguo. El mismo texto explica que las acciones estarían «en contra de la normativa municipal y sin ningún tipo de autorización vigente, prevaliéndose de la condición de autoridad para favorecerlo».

Por otro lado, el fiscal también ve indicios delictivos en la formación de la comitiva antes de la ceremonia. Los novios fueron escoltados por cinco policías locales, dos de ellos a caballo, hasta las dependencias municipales. Los agentes de media gala cortejaron a los contrayentes, con los caballos abriendo el desfile, hasta el citado «aparcamiento reservado». Ahora la Fiscalía cree que puede haber delito en la «utilización de los agentes de una patrulla de la Policía Local a caballo como escolta de gala al séquito nupcial, en un evento que no debiera exceder de la esfera privada».

Tras saltar el escándalo, la culpa de todo recayó sobre José Andrés Montoya, jefe de la Policía Local, que se inculpó cuando saltó la polémica y apaciguó las críticas al equipo de gobierno. El Ayuntamiento llegó a abrir un expediente para investigar los hechos, pero archivó y no estimó que se debieran tomar medidas sancionadoras contra los culpables. Ahora es la Fiscalía la que manda a investigar el caso, para ver las razones por las que se llevó a cabo aquel desfile en la boda de «un amigo del alcalde», según ha resaltado siempre el Partido Popular.

Precisamente los populares fueron los primeros en arremeter contra el equipo de gobierno al conocerse la noticia. Félix Romero, portavoz de Seguridad Ciudadana de PP de Marbella, remarcó que lo ocurrido son episodios «propios de los gobiernos del GIL, en los que la confusión entre lo público y lo privado era una práctica permanente». «La gestión política de la Policía Local en el último año ha sido un cúmulo de despropósitos, algunos de ellos con consecuencias judiciales», lamentó Romero.

Por su parte, el alcalde de Marbella, José Bernal, dijo «no estar preocupado» y afirmó que todo entra dentro del «orden de las acciones protocolarias que los miembros de la Policía Local llevan a cabo en el municipio». «Desde el Gobierno municipal se colaborará, como en todos los casos, con el Poder Judicial con diligencia y rapidez para esclarecer cualquier tipo de duda que planteen los tribunales», aseveró el alcalde.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios