ECONOMÍA

Bentley presenta su nuevo coche en Marbella

El concesionario C. de Salamanca descubrió por primera vez en España el rediseño del modelo Mulsanne, que se puede adquirir desde 313.000 euros

El nuevo Bentley Mulsanne fue examinado por los potenciales clientes
El nuevo Bentley Mulsanne fue examinado por los potenciales clientes - J.J.M.

Era un día especial para los amantes del motor. Una de las casas más prestigiosas de vehículos de lujo del mundo presentaba su nueva creación en Marbella. Es la primera vez que el nuevo Mulsanne ve la luz en España y los amantes de Bentley no faltaron a la cita en C. de Salamanca, uno de los concesionarios más exclusivos de España. El lugar donde se pueden adquirir marcas de lujo como Ferrari, Maserati o Aston Martin, que es uno de los tres centros oficiales de Bentley en el país y que tiene el honor de ser el primer concesionario Rolls&Royce del mundo. Allí se dieron cita algunos de los potenciales compradores de esta marca, unas sesenta personas recibidas con la melodía del violín eléctrico de Annya, canapés de diseño y champán de alto paragón. La ocasión merecía las mejores galas.

En un local rediseñado recientemente, donde el configurador ocupa una parte esencial junto a los vehículos, estaba la nueva creación de la casa británica, cubierta para no desvelar secretos. Gabriel Ruiz, gerente de C. de Salmanca, y Jean Albert Mauger, gerente de Ventas del Bentley en Europa Oeste, hicieron los honores antes los curiosos espectadores. «Vender un Bentley es configurar un coche para que el cliente pueda cumplir sus sueños», remarcaba Gabriel Ruiz antes de descubrir la nueva obra.

Bajo la lona negra emergió un imperioso Mulsanne negro. Un modelo que está ensamblado a mano y del que comprador tiene la garantía que no existen dos iguales en el mundo. Se trata de una «berlina de ultra lujo» para hacer desplazamientos largos. Con 2,6 toneladas de peso el vehículo es un gigante sobre ruedas, cuya principal arma contra la competencia –sólo equiparable al Rolls&Royce Phantom– son la seguridad, la exclusividad y el máximo confort. Una de las curiosidades fue ver como los potenciales propietarios probaron los asientos traseros antes que los delanteros y el cuadro de mandos. Algo natural en esta gama de vehículos, ya que los más normal es que el propietario no conduzca el vehículo y ocupe la parte posterior del mismo en los trayectos, donde la conducción corre a cargo de un chófer profesional.

Bentley cree que en toda España se pueden llegar a vender hasta 25 unidades en el primer año. «En Marbella la estimación es que se adquieran entre seis y ocho unidades de este vehículo», señalaba Alejandro González, director de Marketing de C. de Salmanca. Los precios de salida son exclusivos para las principales fortunas de la Costa del Sol. El nuevo Mulsanne se puede adquirir por unos 313.000 euros, aunque el precio puede llegar hasta los 500.000 euros dependiendo de la configuración que se le haga al vehículo. «En el caso del Mulsanne Batalla Larga el precio puede alcanzar los 600.000 euros. Es un poco más grande que el que presentamos ahora», matizaba Victoria Morgan, directora de ventas de Bentley Marbella.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios