MALOS TRATOS A MENORES

La bebé muerta en Málaga tenía heridas de arañazos y hematomas

Los perros con los que convivían sus padres, arrestados, estaban en mejor estado de nutrición que la niña

Vivienda de la barriada de Málaga en la que residía la pareja con el bebé fallecido
Vivienda de la barriada de Málaga en la que residía la pareja con el bebé fallecido - FERNANDO GONZÁLEZ

La bebé de tres meses que este jueves ingresó muerta en el hospital Materno Infantil de Málaga con supuestos signos de maltrato presentaba severos síntomas de desnutrición y deshidratación y tenía hematomas y heridas de uñas en su cuerpo, aunque falleció por un traumatismo craneoencefálico, circunstancia por la que sus padres permanecen detenidos acusados de homicidio y malos tratos.

Fuentes cercanas al caso consultadas por este periódico mostraron su perplejidad por el hecho de que los progenitores no alimentaran a su hija debidamente y, sin embargo, no escatimaran en atenciones a los perros con los que convivían en la casa que habían alquilado en la barriada de Puerto de la Torre.

Según relataron, la dieta de la pequeña era muy deficiente y había momentos en los que al parecer se reducía «prácticamente» a biberones de agua, lo que no impidió que presentase una deshidratación severa, que unida a la desnutrición, provocaban que su estado de salud fuese muy delicado.

Traumatismo craneoencefálico

No obstante, no fue ésta la causa del fallecimiento, según se desprendió de la autopsia que ayer se realizó en la sede del Instituto de Medicina Legal (IML). El examen forense reveló que la pequeña murió por un traumatismo craneoencefálico. Lesión a las que se unían los «hematomas» y marcas de uñas clavadas que se apreciaron a simple vista.

Las pesquisas tratan de determinar ahora qué causó ese traumatismo en la cabeza: si su origen es accidental o infligido.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana del jueves, cuando el padre, al ver que el bebé se encontraba mal, se presentó en el citado centro hospitalario con la pequeña, que ya se encontraba fallecida. El hombre, a pesar de que la situación era límite, en vez de llamar a los servicios de emergencia, supuestamente se desplazó en autobús al centro médico.

Los pediatras, al comprobar el estado de la pequeña, activaron el protocolo establecido ante posibles casos de malos tratos o abandono infantil y avisaron a la Policía Nacional.

Ante los indicios de que la niña había sufrido posibles agresiones, los agentes del Grupo de Homicidios procedieron a la detención de lo los padres después de que se llevara a cabo el levantamiento del cadáver. Inicialmente se les acusa de homicidio y malos tratos y la autoridad judicial ha decretado el secreto de las actuaciones.

Así vivía la familia

Las fuentes consultadas por este periódico explicaron que los arrestados no tenían ningún expediente abierto en los Servicio Sociales del Ayuntamiento, aunque en una primera declaración afirmaron que tenían una cita para finales de este mes.

La madre, que estuvo un tiempo residiendo en Valladolid, estaba realizando un curso de educación básica para mayores; mientras que el padre hacía poco más de un mes que se había empadronado en el distrito de Puerto de la Torre, donde habían alquilado una vivienda que las citadas fuentes sitúan en la calle Lagunas de Ruidera.

El estado de limpieza del inmueble, al parecer, no era el adecuado para criar a un bebé y la pareja convivía con varios perros. El subdelegado del Gobierno en la provincia, Miguel Briones, declaró que «hay indicios bastante consistentes sobre la situación de abandono en que vivían y que pudiera hacer sospechar dentro de la investigación de que se trate el fallecimiento por este tipo de causa».

De las manifestaciones de vecinos de que el bebé se quedaba solo, aclaró que «es algo sobre lo que no podemos sacar conclusiones», pero «el posible abandono podría coincidir con las declaraciones de los vecinos, quienes entenderían que la crianza del bebe podría ser en una situación muy precaria».

A ninguno de los dos detenidos les constan antecedentes policiales ni penales, afirmó Briones, que agregó que la pareja no tiene más hijos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios