Benito Gómez, tras recibir la estrella Michelin este año
Benito Gómez, tras recibir la estrella Michelin este año - SUR
GASTRONOMÍA

Bardal, elegido mejor restaurante de Málaga en 2017

La Academia Gastronómica le otorga la mayor distinción al restaurante de Ronda de Benito Gómez, una estrella Michelin

MÁLAGAActualizado:

Benito Gómez no para de tener motivos para sacar el cava –nació en Barcelona– en su sueño gastronómico de Ronda. Bardal es «un lugar donde se come bien», sin más. Es como lo define su fundador hace poco más de un año. «Es una casa de comidas, donde están prohibidas las experiencias. «Es un lugar para comer», relató a ABC el propio Gómez, chef de este enclave que no para de aglutinar distinciones en este final de 2017.

Primero fue la estrella Michelin, un reconocimiento a una apuesta radical, alejada de la alta cocina –Gómez no cree en esa etiqueta–, pero con la idea fija de ofrecer productos de primera calidad, tratados con el máximo respeto y sacando toda su potencia de sabor. «Una gamba bien cocida es un plato de alta cocina igual que uno con muchas elaboraciones», es un ejemplo que siempre repite este cocinero, que ahora ve como la Academia Gastronómica de Málaga le otorga el premio a Bardal como mejor restaurante de Málaga.

Lo es sin pretensión. No buscó nunca ser el enclave de referencia de la serranía. Benito Gómez solo quiso cocinar, desarrollar aquello que le gustaba. Lo hizo en el antiguo Tragabuches, donde este cocinero sustituyó a Dani García y que un año después de su abandono para crear tapas de diseño en una minúscula cocina con una plancha pequeña, dos fogones y una freidora, se apagó el brillo de la estrella. Tragabuches no superó su marcha, pero ese local en una callejuela entre la plaza de toros de Ronda, el Tajo y el Puente Nuevo vuelve a brillar en sus manos.

El premio se falló el pasado martes, pero será entregado en la gala anual que la Academia Gastronómica celebra el próximo 13 de enero en el Marbella Club Hotel. Allí Bardal volverá a vestirse de gala para recibir otra distinción que le ponga en el mapa y colme el libro de reservas. Lejos quedan aquellas semanas de seis comensales por la idea fija de no hacer nunca publicidad, de ofrecer sólo dos menús degustación y de ser una apuesta personal, creativa y llena de ilusión. Ahora el teléfono suena más y los comensales están descubriendo a un cocinero talentoso, según los expertos, que no vende historias, sino platos llenos de sabor.

Junto a Bardal serán distinguidos Willie Orellana como «Mejor jefe de cocina» y el Instituto Europeo de Alimentación Mediterránea (IEAMED) recibirá el premio de la «Crítica y la Difusión Nacional». El mismo, pero en el apartado de «Difusión Internacional», será para Turismo Costa del Sol. El anterior presidente de la Academia Gastronómica, Enrique Cibantos, será galardonado «por una vida dedicada al turismo y a la gastronomía». El mejor restaurante de concina tradicional recaerá en Arte de Cozina de Antequera y el mejor chiringuito será La Plata-Casa Matilde en Benajarafe.