Adrián Martín en su casa de Vélez-Málaga
Adrián Martín en su casa de Vélez-Málaga - J.J.M.
MÚSICA

Adrián Martín, el niño cantante con hidrocefalia, recibe el alta tras tres operaciones

Lo primero que ha hecho al llegar a su casa en Vélez-Málaga ha sido coger la guitarra, después de que los médicos le comunicaran que podía abandonar el hospital

MÁLAGAActualizado:

Adrián Martín, el niño cantante con hidrocefalia de Vélez-Málaga, ha recibido el alta este jueves. «Está súper contento, lo primero que ha hecho al volver a casa es coger la guitarra», asegura a ABC Rafael Martín, padre de Adrián. El domingo 21 de enero el cantante comenzó a sentirse mal. Tenía fuertes dolores de cabeza y vómitos. Sus padres los llevaron al hospital El Ángel de Málaga. Desde allí se le trasladó al hospital Materno Infantil, donde se le hizo una operación de urgencia porque uno de los catéteres que tiene para drenar el líquido acumulado en su cerebro se había roto.

La operación no salió bien y los doctores tuvieron que volver a intervenirlo de urgencia. Determinaron que iban a hacer una tercera cirugía para cambiar las dos válvulas de su cerebro, para poner otras más adecuadas a su edad, que drenaran mejor. Fue sometido a esta tercera intervención el pasado miércoles 31 de enero, desde entonces se ha ido recuperando de forma favorable ingresado hasta este miércoles, que ha recibido el alta hospitalaria. «Todo ha salido bien», afirma su padre, que en los días previos a la tercera intervención tenía miedo al tener los cirujanos que «tocar en la cabeza» del niño. «Ahora ya sólo sus revisiones y a recuperarse de todo», señala su padre con alivio.

Ya el miércoles los doctores le retiraron todos los calmantes. Tenía «mejor cara» y se le practicó una resonancia. Las pruebas realizadas han salido bien y el pequeño cantante de 13 años llegó a su casa de Vélez-Málaga sobre las 17.00 horas de la tarde. Adrián tiene hidrocefalia. Un trastorno que tiene como principal característica la acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en el cerebro, lo que provoca que este se inflame. La enfermedad se conocía antiguamente como «agua en el cerebro» y provoca una dilatación anormal de los ventrículos del mismo.

Para que esto no ocurra, Adrián tiene instalado un pequeño tubo (catéter), que se rompió, y dos válvulas, que se han sustituido, que hacen que ese líquido excesivo se vaya eliminando sin causar problemas. Ha vuelto a superar otra operación y ya van 15 en sus años de vida. «Es un campeón», apunta Rafael Martín.

Sus problemas no le impidieron grabar su primer disco «Lleno de vida» con colaboraciones de un gran número de artistas. Este trabajo le valió la nominación a los Grammy Latinos en 2016. Saltó a la fama por un video en Youtube en el que cantaba con su hermana Sonia Martín «Qué bonito» de Rosario Flores. Su voz y forma de ser, cariñoso y lleno de energía, cautivó al mundo y el Teletón lo hizo un «ídolo» en Latinoamérica.

Su padre aseguraba en un comunicado, durante las horas más críticas, que el dolor y el sufrimiento no pudieron borrar su sonrisa. «Nos da la fuerza a nosotros, a nuestros hijos, a nuestra familia y amigos para saber que todo irá bien», remarcó Rafael Martín en aquel comunicado antes de la operación. Todos volverán a sonreír cuando salga de alguno de los pasillos de su casa empapado en sudor, tras haber estado toda la tarde encerrado tocando la caja, haciendo música y siendo feliz.