Violencia de género

Sólo el 0,4% de las mujeres maltratadas en Andalucía recibe ayuda económica de la Junta

El PP califica de propagandística esta medida de la administración autonómica

Menos del 0,5% de las mujeres víctimas de violencia machista andaluzas recibe ayuda económica de la Junta de Andalucía. Así se desprende de los datos facilitados por la propia consejera de igualdad, María José Sánchez, que cifra en 121 las ayudas económicas concedidas en 2015. Una cantidad insignificante si se tiene en cuenta que las denuncias de mujeres por maltrato doméstico el pasado año se elevaron a 26.668 en la comunidad autónoma.

Por provincias, Málaga, con 34, es el territorio andaluz en el que Instituto Andaluz de la Mujer concedió más ayudas, a petición de las mismas, a mujeres víctimas de violencia de género. Le siguen Granada (25), Córdoba (14), Cádiz (13), Huelva (11), Sevilla (11), Jaén (7) y Almería (6).

Las ayudas económicas de la Junta de Andalucía a mujeres víctimas de violencia de género se incluyen entre las medidas protección integral a las mismas. Los solicitantes debe de cumplir los siguientes requisitos: estar domiciliada en un municipio andaluz, acreditar la situación de violencia de la forma legalmente establecida, carecer de rentas que, en cómputo mensual, superen el 75% del salario mínimo interprofesional vigente y tener especiales dificultades para obtener un empleo, extremo que se debe de acreditar a través de un informe del Servicio Andaluz de Empleo.

La desproporción entre el número de víctimas y el porcentaje de beneficiaras de la ayuda es calificada de vergüenza política por el PP de Andalucía. La formación popular asegura que gran parte de las víctimas desconoce que tiene derecho a solicitar que la administración autonómica colabore económicamente con ellas para aliviar su situación. Por esta razón, considera un acto propagandístico la iniciativa de la que presume el gobierno del PSOE.

Al margen de las ayudas económicas, el PP andaluz reprocha al poder ejecutivo autonómico socialista que no desarrolle programas específicos educativos en la etapa escolar para la erradicación de la violencia machista. En su opinión, es preciso incluir un temario sobre el maltrato a la mujer en la enseñanza.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios