Tierra reseca en la cuenca del Guadalquivir.
Tierra reseca en la cuenca del Guadalquivir.
Medio ambiente

Siete sistemas del Guadalquivir en emergencia por la sequía

El diagnóstico de la Confederación evidencia la preocupante situación de la cuenca

JaénActualizado:

Salado de Morón, Cubillas-Colomera, San Clemente, Rumblar, Dañador y Sierra Boyera son los sistemas de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir en situación de emergencia a causa de la sequía. A los que hay que sumar el de regulación general, el más importante, con capacidad de 5.609,5 hectómetros cúbicos, cuyo nivel de agua embalsada no alcanza ahora el 26%.

La situación es también crítica en Quentar-Canales, Bermejales, Hoya de Guadix, La Bolera y Fresneda, todas ellas en situación de alerta. A punto de alcanzar este grado están Bermezar-Retortillo, Viar, Aguascebas y Campiña Sevillana. En el resto impera la normalidad, ya que el nivel de estos sistemas está, en su mayoría, por encima del 50% de su capacidad, según refleja el informe de sequía correspondiente al 1 de diciembre de 2017, cuyo diagnóstico de situación evidencia el grave problema de la cuenca.

La cantidad de agua embalsada en el sistema de regulación general asciende a 1.465 hectómetros cúbicos y la de los restantes sistemas 1.089,6. En total, la cuenca del Guadalquivir, que tiene capacidad para 8.120,5 hectómetros, almacena en la actualidad sólo 2.554,7. O lo que es lo mismo, está a menos del 32% de su capacidad.

El plan de sequía define el estado de emergencia como aquel en el que la disponibilidad de agua para consumo humano no cubre siquiera al 100% la demanda de un año. Aún así, la alarma aún no se ha extendido a la población, que mantiene estables sus hábitos de consumo, si bien las administraciones públicas aconsejan moderarlo. Con todo, el abastecimiento domiciliario apenas representa el 11% del agua utilizada, que en su mayor parte se destina al sector agrario. En concreto, más del 80% tiene como objetivo regar campos andaluces. Destaca, por su elevado consumo, el cultivo del arroz, que requiere una cantidad de agua 6 veces mayor que el olivar.

La situación es tan grave que la comisión permanente de seguimiento de la sequía de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha propuesto al organismo de Cuenca que solicite al Gobierno la inclusión de la demarcación en el real decreto de sequía. La comisión ha adoptado esta decisión debido al nivel de reservas de agua que almacenan los embalses de la cuenca y a que, según el informe de sequía de diciembre, el Sistema de Regulación General acumula dos meses consecutivos en situación de emergencia.

La comisión, compuesta por representantes de regantes, abastecimiento, uso industrial, administraciones, organizaciones ambientales empresarios y sindicatos, además de directivos de la propia Confederación, solicita que se adopten medidas excepcionales que garanticen una mejor gestión de los recursos disponibles mientras persista la situación de déficit hídrico.

Asimismo, la Confederación se ha reunido con los representantes de los ayuntamientos y sistemas de abastecimientos de municipios de más de 20.000 habitantes de la cuenca del Guadalquivir para abordar los planes de sequía. Ell organismo de cuenca ha dado a conocer en la reunión a los convocados el borrador del nuevo plan especial de sequía del Guadalquivir, antes de que salga próximamente a Información Pública, para que así puedan participar en ese proceso con las sugerencias que consideren oportunas.