Miguel Sánchez de Alcázar, tercero por la izquierda, junto a militantes populares del sector crítico.
Miguel Sánchez de Alcázar, tercero por la izquierda, junto a militantes populares del sector crítico. - ABC
Política

El sector crítico del PP elige como coordinador en Jaén al ex alcalde Sánchez de Alcázar

El movimiento liderado por Miguel Moreno aglutina a casi la mitad de las estructuras locales

JaénActualizado:

La crisis del PP de Jaén, lejos de amainar, arrecia. El sector crítico, que domina aproximadamente la mitad de las estructuras locales de la provincia, ha nombrado coordinador general del movimiento en la capital jiennense al ex alcalde Miguel Sánchez de Alcázar. La incorporación de Sánchez de Alcázar aporta experiencia, valía y calidad humana a los populares, según resalta este colectivo, liderado por el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, quien considera un fraude el resultado del congreso provincial que eligió a Juan Diego Requena como presidente en sustitución de José Enrique Fernández de Moya, actual secretario de Estado de Hacienda.

Precisamente, Moreno ha advertido de que si antes del próximo 24 de enero de 2018 la dirección regional no expedienta a Fernández de Moya, él se convertirá en un diputado no adscrito en la Diputación de Jaén. Sevilla, empero, no parece estar por la labor. En este sentido, su vicesecretario de organización, Toni Martín, ha aclarado que en la formación no hay espacio para las corrientes y ha resaltado que en el PP se garantiza la democracia. Los críticos tienen otra opinión y amenazan con dinamitar la unidad e incluso con cambiar de partido. Al acecho de los 16 alcaldes críticos permanece Ciudadanos, que ha tanteado a algunos para que concurran con sus siglas en los próximos comicios electorales, propuesta a la que contestarán en breve.

También Sánchez de Alcázar sopesa presentarse a las elecciones municipales como independiente, junto a varios de sus ex concejales más relevantes, si no se resuelve satisfactoriamente (para los críticos) la crisis del PP. Si lo hace, reduciría las posibilidades del alcalde de Jaén, Javier Márquez, de retener el poder, dado que previsiblemente se atomizaría el voto conservador, del que también se abastece en parte Ciudadanos. Consciente de ello, el regidor, que hasta ahora ha mantenido un perfil bajo, ha adquirido carácter en las últimas semanas. Tanto como para anunciar que abanderaría una manifestación para exigir al Gobierno español y a la Junta de Andalucía fondos derivados de la inversión territorial integrada, que en la provincia sólo se han concedido a Linares.

El acuerdo entre ambas administraciones ha sido criticado por el alcalde, quien, dada la elevada deuda municipal, cifrada en más de 600 millones de euros, necesita dinero para desarrollar una gestión que le permita obtener la victoria en 2019. A la espera de que la administración central apruebe el proyecto para invertir en la ciudad 18 millones de euros en el marco de las estrategias de desarrollo urbano sostenible e integrado, la única concreción importante de su mandato es la construcción de un parque comercial, que generará más de un millar de puestos de trabajo.