Concentración del Sindicato de Enfermería ante una sede de la Junta de Andalucía en Jaén
Concentración del Sindicato de Enfermería ante una sede de la Junta de Andalucía en Jaén - ABC
Sanidad

El SATSE exige restituir plantillas en urgencias para evitar casos como el Úbeda

Pide más personal para los centros de Andújar, Mancha Real, Arjona, Mengíbar y Martos

JaénActualizado:

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Jaén exige a la Junta de Andalucía restituir equipos sanitarios suprimidos durante las crisis y poder asegurar con más medios la atención sanitaria en las poblaciones de Jaén. Tras denunciar que la provincia está discriminada respecto al resto de Andalucía, aclara a la delegada territorial de Salud, Teresa Vega, la relación entre los recortes y casos como el fallecimiento en el hospital de Úbeda de una mujer que permaneció sin atención 12 horas en una camilla de la sala de espera de urgencias. 

Las plantillas de enfermería de Jaén son, según el sindicato, son las que cuentan con menos personal en el contexto de Andalucía, por lo que, si se tiene en cuenta el elevado número de enfermos, generan situaciones de estrés laboral entre los trabajadores y constituye un riesgo para el paciente, razón por la que SATSE pide un cambio de las políticas sanitarias de la Junta de Andalucía.

En concreto, para el SATSE es precisa la cobertura de personal sanitario en los departamentos de urgencias de centros de salud de Andújar, Mancha Real, Arjona, Mengíbar, Martos. Fundamentalmente, por la posibilidad de que la población que recurra a estos servicios los encuentre cerrados porque el equipo sanitario deba atender una urgencia fuera del centro o del municipio. A fin de resaltar la gravedad de esta circunstancia destaca que enfermedades como el infarto requieren una atención inmediata.

De hecho, según la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias, citada por el SATSE, alrededor de 18 personasfallecen diariamente en Andalucía de paro cardíaco por no realizarle una reanimación cardiopulmonar. Este mismo organismo advierte de que por cada minuto en parada cardiorespiratoria, sin maniobra de recuperación, la posibilidad de sobrevivir se reduce un 10%. Por el contrario, con una intervención sanitaria realizada a tiempo, sin aguardar la llegada de profesionales sanitarios, dada la presencia de facultativos en puntos de urgencias, se incrementan las probabilidades de que el paciente sobreviva sin secuelas neurológicas.