Los niños residirán junto a su madre en el domicilio familiar de Alcalá la Real
Los niños residirán junto a su madre en el domicilio familiar de Alcalá la Real - ABC
Sucesos

Prisión provisional para el hombre de Alcalá la Real que huyo con sus tres hijos a Portugal

El juzgado le imputa los delitos de coacciones, amenazas, maltrato, desobediencia y tenencia ilícita de armas

JaénActualizado:

El hombre de Alcalá la Real que tras discutir con su pareja huyó con sus 3 hijos menores hasta Portugal el pasado 20 de noviembre ha sido acusado de 6 delitos por el juzgado de primera instancia de la ciudad alcalaína, que ha decretado su prisión provisional sin fianza al considerarlo responsable de violencia en el ámbito familiar, coacciones, amenazas, maltrato a su hija menor, desobediencia a los agentes de la autoridad y tenencia ilícita de armas. Respecto a las dos últimas, el acusado no respetó, presuntamente, un control de la Guardia Civil y fue detenido en Vila Real de Santo António con un pequeño arsenal, que llevaba en el interior del vehículo.

Precisamente, el hecho de que fuera armado y viajara junto a sus hijos motivó que los agentes no llevaran a cabo una persecución cuando se saltó un control en Alcalá. La Guardia Civil previó, no obstante, su lugar de destino, de manera que alertó a la policía lusa, la cual, tras detenerle en un supermercado del municipio, llevó a los niños, que tienen 11 años, 4 años y 19 meses, a un centro de acogida de Faro, ciudad a la que desplazó posteriormente la madre para que le fueran entregados. A ella le ha concedido el juzgado la guardia y custodia.

Además, la jueza ha decretado protección para la madre y prohíbe al presunto autor de los hechos aproximarse a menos de 200 metros de su pareja y de los 3 niños. Tiene prohibido también comunicarse con ellos y acceder al lugar donde estudien, así como al domicilio familiar. Tampoco le concede un régimen de visitas. Las medidas reflejadas en la resolución se fundamentan en la conducta del acusado, que ha despreciado la seguridad de los niños al darse a la fuga con ellos, según la juez, que investiga asimismo la posibilidad de que hayan sido objeto de malos tratos.

La resolución estipula también medidas económicas. El padre tendrá que transferir mensualmente 600 euros a la madre en concepto de manutención de los hijos. Para determinar la cantidad la jueza ha tenido en cuenta que el acusado llevaba encima 247.000 euros en metálico cuando fue capturado por los agentes portugueses. En opinión de la titular del juzgado esta cifra aclara que dispone de suficiente capacidad económica como para afrontar el desembolso.

Los hechos que han propiciado la resolución judicial parten, al parecer, de una disputa conyugal, tras la que el hombre se desplazó hasta Granada con sus 3 hijos en un vehículo de alta gama alquilado. Con él se dirigió hasta la capital andaluza, donde la Guardia Civil perdió su pista. Previó, no obstante, que pretendía salir de España. La opción más compleja, dado que iba armado y con niños de corta edad, era la desplazarse hasta Marruecos. Finalmente, escogió como destino Portugal, donde, gracias al centro de coordinación policial, fue atrapado, sin que opusiera resistencia, apenas unas horas después de atravesar la frontera.