El coordinador de la operación, Luis Ortega, a la izquierda, preside un acto de la Guardia Civil
El coordinador de la operación, Luis Ortega, a la izquierda, preside un acto de la Guardia Civil - Manuel Miró
Sucesos

Portugal entrega a la madre los niños sustraídos por su padre en Alcalá la Real

Las autoridades lusas mantienen preso al presunto autor del delito por tenencia de armas

JaénActualizado:

Los tres iños sustraídos por su padre en el municipio jiennense de Alcalá la Real el pasado 20 de noviembre han sido entregados a su madre por las autoridades portuguesas en la ciudad de Faro. El presunto responsable de la sustracción progenitor permanece, sin embargo, en manos de la justicia lusa, ya que fue detenido con varias armas de fuego, un delito recogido en el código penal de Portugal. En España se le acusa de sustracción de menores y maltrato doméstico.

La madre ha viajado hasta Faro acompañada por agentes de la policía judicial de la Guardia Civil, según ha anunciado el jefe de la comandancia de Jaén, Luis Ortega, coordinador de la operación que se saldó con la detención del padre 2 días después de que sustrajera a sus hijos de 11 años, 4 años y 19 meses. El acierto, sustentado en la deducción, sobre el camino que seguiría el padre propició que las autoridades portuguesas fueran informadas de la posibilidad de que se introdujera en su territorio, como así fue, ya que fue capturado en la ciudad de Vila Real de Santo António.

La entrega de los niños ha tenido lugar en torno al mediodía, una vez se han resuelto los trámites burocráticos que han retrasado la misma. En este sentido, el teniente coronel de la Guardia Civil ha aclarado que la demora se ha derivado de la complejidad administrativa del caso, si bien ha resaltado el hecho de que pocos días después del desenlace, los niños estén ya con su madre, que mantendrá su custodia, aunque se había apuntado la posibilidad de entregarlos a la administración autonómica.

La Guardia Civil reclama al padre para que sea juzgado en España, aunque admite que está también imputado en Portugal por acceder al país con armas de fuego. En concreto, llevaba 4 de ellas, así como centenares de miles de euros en metálico. Tanto las pistolas, el fúsil y el cuchillo como el dinero permanecen en poder de las autoridades lusas, que aún no han decidido lo que harán con el arrestado. Al respecto, Luis Ortega ha enumerado el abanico de opciones. Una: que sea ingresado en prisión y juzgado por tenencia ilícita de armas en Portugal. Dos: que sea entregado temporalmente a las autoridades españolas. Tres: que cumpla la pena de cárcel en el país luso y después sea entregado a su país de origen, donde cometió delitos más graves.