Imagen de archivo de la Guardia Civil
Imagen de archivo de la Guardia Civil - ABC
Sucesos

Policía y Guardia Civil buscan en Jaén a un maltratador y a su ex pareja

La fiscalía alerta el riesgo para la mujer, a la que presuntamente le rajó la cara

JaénActualizado:

Un maltratado convicto y su ex pareja son buscados por la Guardia Civil y la Policía Nacional a instancia de la fiscalía por el riesgo extremo que, en opinión del ministerio público, pende sobre la mujer, a la que presuntamente le rajó las mejillas e intentó cortarle la mano con un hacha. Para el órgano judicial la vida de la joven corre peligro, motivo por el que urge encontrar a este hombre de 34 años con antecedentes por este tipo de delito y que tiene una cita con los tribunales acusado de maltratar a la mujer que ha desaparecido al mismo tiempo que él.

La búsqueda se ha desencadenado tras constatar los agentes que ni la tarjeta para control telemático que tiene implantada el hombre ni el sistema de localización de la mujer están operativos. De ahí que las fuerzas de seguridad del Estado intenten encontrarlos a ambos a fin de evitar que la chica sufra daños, si bien, al parecer, a pesar de los episodios de violencia, la pareja ha retomado la relación en varias ocasiones. 

En este punto, la fiscal de violencia sobre la mujer, Gracia Rodríguez, ha aclarado a Europa Press que la responsabilidad del maltrato recae exclusivamente en el agresor, dado que, según asegura, determinadas víctimas de violencia machista no tienen un comportamiento normal porque el padecimiento psicológico derivado del mismo anula su carácter. Tras admitir que la chica no colabora a su propia protección, resalta que esta circunstancia obliga aún más a los encargados de combatir el maltrato a poner recursos a disposición de ella, a fin de que rompa el vínculo con el agresor de manera definitiva.

Tanto más en este caso, dado que el presunto maltratador es reincidente. De hecho, tiene pendiente un juicio por, según la fiscalía, rajarle las mejillas con una tijera en una calle, hecho por el que el ministerio público le pide 20 años de cárcel. Por esta cuestión, la prioridad de los agentes es localizarlos para comprobar que la mujer no ha sido agredida de nuevo. La preocupación es lógica ya que el ministerio público le imputa 11 delitos por malos tratos, allanamiento de morada, quebrantamiento de medidas cautelares y amenazas. Como la de cortarle la cara, que llevó a cabo.

El suceso se produjo en concreto el 1 de julio de 2015, cuando ambos quedaron en una calle de la ciudad para que el hombre viera a su hija. Durante el encuentro él le propuso retomar la relación, a lo que ella se negó. Fue entonces cuando le rajó las mejillas. A consecuencia de las heridas, la víctima fue ingresada en el hospital neuro-traumatológico de Jaén. Él escapó. Precisamente, la fiscalía considera que poner distancia entre ambos es básico. Por esta cuestión, además de cárcel, solicita 25 años de alejamiento. Ahora mismo tiene prohibido residir a menos de 20 kilómetros del domicilio de su mujer.