Fachada del Ayuntamiento de Bailén
Fachada del Ayuntamiento de Bailén - ABC
Política

Polémica en Bailén por una palabra bien escrita en una pancarta municipal

El PSOE reprocha al alcalde que utilizara trasporte y el PP replica que la RAE acepta el vocablo

JaénActualizado:

Una palabra, trasporte, escrita en una pancarta reivindicativa del Ayuntamiento de Bailén es utilizada como munición política en la ciudad. En opinión del PSOE, está mal escrita, en tanto que el equipo de gobierno le recuerda que el diccionario de la Real Academia Española (RAE) acepta este vocablo, así como transporte, por lo que cuestiona el nivel cultural del principal partido de la oposición. El fondo de la cuestión es la inversión que el equipo de gobierno popular exige a la Junta de Andalucía para la construcción de un puerto seco.

El PSOE, a pesar de que el recorrido semántico de la polémica es limitado, dada la aceptación de la RAE, propone al alcalde, Luis Mariano Camacho, que elabore pancartas sin faltas de ortografía para pedir al Gobierno un plan especial de empleo. El portavoz socialista, Víctor Abolafia, resalta al respecto que el balance de la gestión del PP en casi tres años de mandato se limita a situar "una pancarta mal escrita" en el balcón del Ayuntamiento.

En réplica, el equipo de gobierno lamenta la "falta de cultura" del PSOE de Bailen al criticar que la palabra trasporte en la pancarta reivindicativa no está bien escrita, cuando, según la vigésimo tercera edición del diccionario, correspondiente a 2014, su utilización es correcta. Le recuerda que tanto trasporte como transporte son vocablos equivalentes reconocidos desde 1817. A partir de entonces, todas las ediciones han aceptados como correctas ambas variantes.

"Tanto trasporte como transporte son grafías válidas", esgrime el PP, que acusa al PSOE de polemizar con el único interés de desviar la atención del mensaje final: la exigencia a la Junta de Andalucía de que cumpla con sus promesas y acometa un proyecto, el centro de transportes de mercancías, que acumula casi 20 años de retraso. Por esta razón, el Ayuntamiento ha procedido a sustituir la palabra trasporte por transporte en las pancartas para evitar "confusiones y distracciones". Aclara al respecto que el objetivo no es literario, sino social. Su finalidad es conseguir la movilización ciudadana para que se ejecute el proyecto.