Ley de memoria histórica

Polémica en Andújar por la propuesta para retirar 565 símbolos franquistas de la ciudad

Desacuerdo sobre el modo de proceder en el Santuario de la Virgen de la Cabeza

Santuario de la Virgen de la Cabeza en Andújar.
Santuario de la Virgen de la Cabeza en Andújar.

Si Cifesa produjera hoy una película sobre la posguerra Andújar sería el escenario idóneo para rodar los exteriores, dado que en esta ciudad jiennense se contabilizan 567 símbolos franquistas. Así lo recoge el historiador Santiago de Córdoba en el informe que estudia una comisión presidida por el Ayuntamiento para proceder a la retirada de los hitos en cumplimiento de la ley de memoria histórica. El problema es que los más relevantes se encuentran en el Santuario de la Virgen de la Cabeza, donde tuvo lugar un cruento episodio durante la Guerra Civil.

Para mancomunar la responsabilidad de la supresión de los símbolos, el equipo de gobierno socialista ha permitido que en la comisión estén presentes los portavoces de todos los grupos políticos con representación municipal. También forman parte de ella colectivos de memoria histórica, así como el cronista oficial y expertos en historia local. La amalgama de opiniones explica que haya diferencias a la hora de concretar cómo se lleva a cabo la medida.

Así lo admite Jesús Estrella, ex alcalde de la ciudad y portavoz del PP, quien aconseja despojar a la iniciativa de intencionalidad ideológica. "La letra de la ley es una cosa y su aplicación, otra", dice este dirigente político, que aboga por no abrir heridas con una medida que en teoría busca lo contrario. Para restañarlas es preciso, agrega, no contaminar la historia con la política. Así, su grupo está de acuerdo en que se eliminen placas con el símbolo de la falange por la ciudad e incluso propone que se refleje que varios edificios fueron construidos por presos republicanos, pero considera innecesario que se supriman hitos del Santuario o de su entorno.

Estrella alude en concreto al que homenajea a la Guardia Civil y reprocha que incluso haya solicitado que se retire a la Virgen el fajín de capitán general del Ejército. También está en contra de la retirada del nombramiento de hijos inolvidables de la ciudad concedidos a los capitanes Cortés y Carlos Haya, por cuanto considera que ambos están insertos en la historia iliturgitana. Este fue el criterio que mantuvo en el pleno celebrado en marzo en el que el Ayuntamiento revocó el honor con el voto afirmativo de IU, PA y PSOE.

Sin embargo, la línea argumental sostenida por los socialistas para revocar los nombramientos no la aplican literalmente a los símbolos del Santuario de la Virgen de la Cabeza. En este sentido, el alcalde, Francisco Huertas, ha puntualizado en alguna ocasión que a las connotaciones franquistas de determinados hitos se han unido otras que no están relacionadas con esta doctrina política, hasta el punto de que, en su opinión, no tienen nada que ver el origen de los símbolos con la interpretación que de ellos hace ahora la ciudadanía. La sensibilización de la población respecto al Santuario subyace tras ambigüedad del regidor, que propone un recorrido sin prisas para acometer la medida. Esta estrategia choca con la celeridad que pide el autor del informe, que ha recurrido a los tribunales para forzar la aplicación de la ley de memoria histórica.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios