La parcela del parque arqueológico de Jaén es utilizada como vertedero.
La parcela del parque arqueológico de Jaén es utilizada como vertedero.
Cultura

Parque arqueológico de Jaén, un vertedero histórico

La falta de inversión de la Junta contrasta con su apoyo a Cástulo

JaénActualizado:

Las conducciones hidráulicas de la edad del bronce sobre las que pivota el futuro parque arqueológico de Jaén sufren un gran deterioro. Sólo una parte de los vestigios milenarios permanece incólume. El resto está sepultado bajo la maleza o ha desaparecido a causa de las inclemencias del tiempo o de la acción del hombre. Apenas quedan restos visibles de este emblema de la civilización ibérica. Más perceptible es la basura esparcida por el interior, repleto de cascotes y cristales.

La demora en la construcción del parque arqueológico, proyecto impulsado por la administración autonómica, se mide por décadas. A principios de los 90 la Junta de Andalucía, a fin de preservar el yacimiento de la voracidad inmobiliaria, preservó una zona de 6.000 metros cuadrados situada en la zona de expansión norte de Jaén. Su intención era convertir este espacio en un área cultural y de ocio abierta, pero en 25 años sólo se ha cubierto con lonas parte de los canales y se ha cercarlo el espacio con una valla metálica que ha sido parcialmente arrancada.

Aunque la parcela está repleta de escombros, la administración autonómica mantiene el compromiso de conservación. En el BOJA del 24 de febrero de este año publicó las disposiciones generales para la protección de la zona arqueológica de Marroquíes Bajos, donde se encuentran estas conducciones del período calcolítico que forman un sistema de fosos en los que hace 5.000 años se recogía el agua procedente del cerro de Santa Catalina, utilizada para el riego de las huertas colindantes.

La falta de inversión pública en este proyecto de la Junta de Andalucía contrasta con el fuerte apoyo financiero de la administración autonómica al yacimiento arqueológico linarense de Cástulo. Mientras el yacimiento jiennense se descompone, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía apuesta por el conjunto de Cástulo, una joya arqueológica gestionada por la administración regional, en la que ha invertido más de 1 millón de euros. En concreto, la Junta gasta anualmente 650.000 euros en el mantenimiento de la ciudad ibero-romana, a lo que hay que en 2016 hay que sumar otros 250.000 para el proyecto de excavaciones.

El respaldo de la administración por Cástulo repercute en Linares. El descubrimiento de la patena de Cristo en Majestad y del mosaico de los amores, dos hallazgos de gran relevancia, ha incrementado sustancialmente el número de visitas, que ronda las 50.000 al año. La parcela del futuro parque arqueológico de Jaén, sin embargo, llamada a ser también un atractivo turístico, no es más que un foco de suciedad. Y un riesgo para los vecinos: en octubre del año pasado se incendió en 2 ocasiones.