Miles de personas participaron en una manifestación para pedir la mejora del modelo sanitario
Miles de personas participaron en una manifestación para pedir la mejora del modelo sanitario - ABC
Sanidad

Pacientes gastan medio millón en usar las televisiones del complejo hospitalario de Jaén

Una plataforma denuncia el enriquecimiento de la concesionaria al cobrar por canales en abierto

JaénActualizado:

El servicio de televisión del complejo hospitalario de Jaén reporta a la empresa concesionaria en torno a medio millón de euros al año, según denuncia la Plataforma por la Sanidad Pública, cuyo portavoz, Andrés Gómez, critica que se haga negocio con el entretenimiento de los pacientes. Gómez acusa al Servicio Andaluz de Salud de permitir que una sociedad catalana haya convertido la emisión de canales de la televisión en abierto en un negocio privado.

El alquiler de la televisión durante un día cuesta al paciente 4,10 euros. Es decir, 123 euros al mes, lo que la convierte, según asegura la Plataforma, en la más cara de España, a pesar de que no se captan en el menú canales privados. Gómez critica asimismo la antigüedad de los receptores y las constantes averías de los mandos a distancia. De hecho, en ocasiones es preciso encenderlos o apagarlos manualmente.

El volumen de negocio derivado de la explotación de este servicio, que ha sido calculado por la plataforma con datos de la propia consejería de Salud, le parece un despropósito al colectivo. En este sentido, Andrés Gómez critica que por un servicio de estas características se cobre dinero a lenfermos que buscan distracción para soportar su estancia en el hospital. Tanto más cuanto que, según el portavoz, son los andaluces y no la empresa adjudicataria quienes pagan la energía eléctrica que consumen los televisores.

Para la plataforma, resulta incomprensible que la gerencia hospitalaria no tenga en cuenta la comodidad de los pacientes en este apartado, que hace extensible al de las nuevas tecnologías, ya que, según asegura, no funciona el servicio de wifi, lo que impide a determinados usuarios aprovechar su estancia hospitalaria para conectarse a las redes sociales para comunicarse con su entorno afectivo o realizar gestiones a través de ellas.

La Plataforma por la sanidad pública y de calidad, que abanderó en 2017 una manifestación multitudinaria, aglutina a numerosos colectivos descontentos con el modo en que se gestionan los centros hospitalarios jiennenses. Sistemáticamente denuncia las deficiencias de los mismos. Así, recientemente ha alertado sobre la rotura del sistema de conducción de agua caliente del hospital neuro-traumatológico de Jaén, sobre el estado de la comida y sobre el cierre del servicio de cocina del hospital Doctor Sagaz.