En los terrenos del Santuario hay contabilizados 35 símbolos franquistas
En los terrenos del Santuario hay contabilizados 35 símbolos franquistas - ABC
Basílica de la Virgen de la Cabeza

La memoria histórica cerca al Santuario, que no se rinde

El Gobierno no ha dado aún el visto bueno para suprimir los símbolos franquistas del cerro

JaénActualizado:

El Ayuntamiento de Andújar aguarda el plácet del Gobierno central para retirar los símbolos franquistas que jalonan el Santuario de la Virgen de la Cabeza, escenario de un célebre asedio durante la Guerra Civil. El consistorio ha solicitado oficialmente a Patrimonio que permita la supresión de los hitos para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica, pero la administración central aún no ha contestado, según asegura el concejal de presidencia, Pedro Luis Rodríguez, quien aclara que el Ayuntamiento actúa urgido por la demanda presentada por el historiador local Santiago de Córdoba para que se elimine la huella franquista del cerro.

A tenor del gran número de vestigios franquistas que incluye en su informe Santiago de Córdoba, ex dirigente de UGT, que cifra en 567 los elementos de la dictadura presentes en el término municipal de Andújar, la ciudad serviría en la actualidad para el rodaje de una película de Juan de Orduña, pero lo cierto es que en el casco urbano la mayoría de ellos son casi imperceptibles. En este sentido, el edil de presidencia alude en concreto a la presencia de azulejos rotulados en diversas calles y plazas, así como simbología del sindicato vertical adosada a promociones de viviendas y nombres del callejero relacionados con el franquismo. También hay dos tapas de alcantarilla con el escudo de la Falange.

En el Santuario la cosa cambia. En el cerro del Cabezo, estación término de la romería más antigua de España, la simbología franquista sí es perceptible. Los 35 hitos relacionados con la dictadura constituyen, a juicio de los defensores de la memoria histórica, una afrenta a los vencidos, si bien en este episodio de la Guerra el vencido fue el bando nacional, asediado durante 9 meses por tropas republicanas, que accedieron al Santuario en mayo de 1937 y acabaron con la vida de su defensor, el capitán Cortés. Tras la Guerra, se erigió un monumento a los héroes del Santuario, para el que ahora se pide la demolición.

Parte de los terrenos del Santuario han sido cedidos por la administración central al Ayuntamiento de Andújar, por lo que el consistorio ha planteado al Gobierno que les permita retirar los símbolos enclavados en ellos. Sobre los que tienen otra titularidad la adminmistración local no es competente, destaca Pedro Luis Rodríguez, quien puntualiza que la propuesta cuenta con la unanimidad de todos los grupos políticos, que forman parte de un grupo de trabajo en el que se integran también personas relacionadas con el mundo cultural y asociaciones de la memoria histórica.

La propuesta fue remitida al Gobierno en abril, tras su aprobación en un pleno, por lo que el concejal de presidencia considera que no hay aún una demora significativa en la respuesta. La posibilidad de que la retirada de los símbolos genere polémica ciudadana explica que ninguna administración tenga prisa en resolver el problema. De hecho, el consistorio aún no ha comenzado la supresión de los hitos relacionados con la dictadura enclavados en el casco urbano del municipio, a pesar del acuerdo del pleno. En el que, por cierto, no prosperó el intento de revocar el nombramiento de la Virgen de la Cabeza como alcaldesa perpetua de la ciudad, toda vez que no apoyó el Alzamiento, según justifica con ironía una fuente consultada. Tampoco ha salido adelante la propuesta para retirar la medalla de oro de la ciudad a la Guardia Civil.