Suelta en el área de reintroducción de Guarrizas de una hembra criada en cautividad
Suelta en el área de reintroducción de Guarrizas de una hembra criada en cautividad - ABC
Medio Ambiente

Más de 400 linces campan por Andalucía tras la suelta de otras 2 hembras

El número de cachorros de este felino nacidos en libertad se ha doblado desde 2014

JaénActualizado:

El lince ibérico era una especie en peligro extremo de extinción en 2002, cuando su población, circunscrita a Andalucía, no alcanzaba el centenar de ejemplares. En la actualidad su número se sitúa en 547, disperso por varias regiones de España, aunque la mayor parte habita en la comunidad autónoma andaluza. En concreto, en este territorio meridional hay 402 linces, cantidad que incluye las 2 hembras que han sido soltadas hoy en la zona jiennense de Guarrizas.

Ambos ejemplares, que llevan por nombre Ofelia y Olavide, proceden del centro de cría en cautividad de Silves, en Portugal, y han sido seleccionados genéticamente para poder enriquecer la población de esta zona. Este año se introducirán en los campos andaluces 7 ejemplares de lince, 4 machos y 3 hembras. Y en total, según el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, que ha participado en la suelta, asciende a 104 el número de ejemplares reintroducidos en Andalucía desde que se inició en 2009 la liberación de linces.

En el área de reintroducción del Guarrizas, las liberaciones de lince ibérico se iniciaron en el año 2010. Desde entonces, se han soltado al medio natural un total de 50 ejemplares. La población de lince ibérico en esta zona se eleva en la actualidad, según los datos del último censo de población (aún al 90% de su ejecución), a 74 ejemplares, de entre los cuales cabe destacar las 17 hembras contabilizadas en 2017. Además, ese año se contabilizaron 25 cachorros nacidos en libertad, más del doble que en 2014.

La zona de Guarrizas, al igual que la cordobesa de Guadalmellato, fueron seleccionadas para la reintroducción de linces por su calidad de hábitat, la alta población de conejo, que es la base de su alimentación, y el fuerte apoyo social a la reintroducción. Al respecto, más del 90% de la población local apoya la presencia del lince ibérico en sus campos.

El titular de Medio Ambiente, tras resaltar la buena evolución de las poblaciones del felino, ha dado las gracias a los trabajadores de Life+Iberlince, a los propietarios de fincas, a la comunidad científica, a las asociaciones conservacionistas, ecologistas, cinegéticas y a todos los colectivos que trabajan para que se continúen con las labores de mantener e incrementar las poblaciones de este felino único en Andalucía, en la Península Ibérica, y en el mundo.

Fiscal ha recalcado que, con la protección al lince Ibérico, la especie de felino más amenazado del planeta, no solo se salva de la extinción a una especie, sino que se conserva un ecosistema, el monte mediterráneo.