Cría de lince ibérico
Cría de lince ibérico - José Antonio Báñez Díaz
Medio ambiente

Un lince ibérico muere atropellado en Andújar

El número de ejemplares fallecidos por esta causa durante el año se eleva a 15

JaénActualizado:

Un lince ha muerto atropellado en la autovía de Andalucía. Con él se eleva a 15 el número de ejemplares víctimas de vehículos en la comunidad autónoma desde que comenzó el año. El cadáver del felino ha sido descubierto en el punto kilométrico 304,900 de esta vía nacional, según señala Life+Iberlince, proyecto al que están adscritos los técnicos de la Junta de Andalucía que fueron avisados de la presencia del cuerpo del animal en el término municipal de Andújar.

El cadáver, que se encontraba en muy mal estado, fue trasladado al centro de análisis y diagnóstico de la fauna silvestre de la Junta de Andalucía, donde se le practicara la necropsia. La causa del fallecimiento, en cualquier caso, es el atropello, que genera una mortandad mayor en esta especie en peligro de extinción, que la escasez de conejo, en el que basan su alimentación. De ahí la importancia de que se acometa el plan para acondicionar su hábitat.

En 2015 el Gobierno español y la Junta de Andalucía acordaron ir de la mano para llevar a cabo un plan de medidas que incluía el vallado de zonas donde habita el lince ibérico y la construcción de pasos específicos para la fauna, a fin de que los animales no transitaran por la carretera. En este sentido, ahora se realiza un paso en Doñana, la otra zona andaluza, junto a Sierra Morena, en la que se localizan las mayores poblaciones de esta especie, diezmada por una serie de factores (alimentarios o endogámicos), a los que se suma el tráfico, que se cobra víctimas continuamente. Así, además del lince de Andújar, hay que sumar este mes el de otro ejemplar atropellado el día 13 en Marmolejo.

Entre los objetivos del proyecto Life-Iberlince destaca el de reducir un 30% los atropellos sobre el total de la población en relación al período 2006/2011, para lo que es importante la colaboración ciudadana. De ahí que Iberlince resalte la importancia de dar aviso al 112 ante hallazgo de un lince ibérico muerto, por cuanto permite activar el protocolo de levantamiento de cadáver de forma temprana, fundamental para obtener la máxima información posible sobre la causa de la muerte.

La finalidad general del proyecto es conseguir un número de linces y un número de poblaciones que garanticen la supervivencia de la especie, y que permita disminuir su grado de amenaza. Por eso, las medidas tienden a Incrementar el número de ejemplares al menos a 70 hembras territoriales en Sierra Morena (50 en Andújar-Cardeña, 10 en Guadalmellato y 10 en Guarrizas) y 25 en Doñana-Aljarafe. También a Identificar, preparar y establecer 5 nuevas zonas de reintroducción en Portugal, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Andalucía, con capacidad suficiente para conseguir poblaciones de lince ibérico capaces de sostenerse por sí mismas.

Entre los objetivos, destaca asimismo el de lograr una tasa de fijación de ejemplares de no menos del 50% de los individuos liberados, así como la liberación de un tercio de las hembras reintroducidas, como mínimo. También el aumento de conexión entre los núcleos de linces y la disminución de la tasa de mortalidad por caza furtiva en un 20%. Otros fines son conseguir un elevado grado de apoyo social en las áreas de reintroducción y la participación de propietarios de terrenos forestales y de sociedades de cazadores en la protección de esta especie.