JAÉN

Un juez investiga el soterramiento de un canal de agua de 5.000 años de antigüedad

Un vecino considera que la sepultura del yacimiento arqueológico ha estado repleta de irregularidades

Imagen tomada a través de una valla
Imagen tomada a través de una valla - ABC

Un juzgado de Jaén investiga el enterramiento de los restos arqueológicos de una red hidrográfica de 5.000 años de antigüedad sobre los que ahora se alza el jardín de un residencial. La actuación cuenta con la autorización de la Junta de Andalucía y con el permiso de obras del Ayuntamiento, pero tras la denuncia de un particular un juez acaba de anular el acuerdo alcanzado por la comunidad de propietarios para incorporar al inmueble el yacimiento, catalogado como bien de interés cultural.

Investigación judicial

Los vestigios enterrados corresponden en concreto a un canal construido 3.000 años antes de Cristo. La Consejería de Cultura resalta que forman parte de un sistema de control y gestión de agua que posibilitó el proceso de intensificación agraria de la época. Dada su importancia, y con el objeto de evitar su deterioro a la intemperie, la administración autonómica permitió que los restos se sepultaran, lo que ha motivado la investigación judicial.

La Junta de Andalucía asegura que ha actuado en todo momento conforme a derecho, pero el denunciante, Juan Manuel Molina Valdés, uno de los propietarios del bloque, considera que el proceso ha estado repleto de irregularidades, entre las que destaca que se ha sepultado el yacimiento bajo 3.020 metros cúbicos de tierra. También señala que fue la administración autonómica la que, al no tener presupuesto para proteger el yacimiento, facilitó la anexión.

La zona arqueológica de Marroquíes Bajos, en la que se encuentra el yacimiento soterrado, se localiza en el sector norte de Jaén

Este vecino ha presentado dos denuncias ante los juzgados, una por el soterramiento del canal de agua, y otra por la decisión de la comunidad de propietarios de anexionar al residencial el terreno del yacimiento sin contar con el voto afirmativo de la totalidad de los vecinos. De la primera se hace cargo el juzgado de instrucción número dos de Jaén, al que la fiscalía remitió en septiembre las diligencias que había realizado sobre el asunto. Respecto a la segunda, el juzgado de primera instancia número 5 de Jaén ha dado la razón al demandante, por lo que declara nulo el acuerdo, aunque la sentencia no es firme.

La zona arqueológica de Marroquíes Bajos, en la que se encuentra el yacimiento soterrado, se localiza en el sector norte de Jaén. Su origen se remonta a la prehistoria, según demuestran excavaciones en la que ha surgido un poblado calcolítico, así como asentamientos de la edad del bronce e iberos y villas romanas. La zona ha sido objeto de más de 1.000 intervenciones arqueológicas desde 1995, entre las que se incluye la que descubrió la obra de ingeniería hidráulica objeto de la polémica.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios