ENTREVISTA

José Antonio Lorente Acosta: «Prevemos descubrir en 2017 el lugar donde nació Colón»

Este catedrático de medicina legal confía en que las nuevas pruebas genéticas sean determinantes

José Antonio Lorente dirige el laboratorio de identificación genética de la Universidad de Granada.
José Antonio Lorente dirige el laboratorio de identificación genética de la Universidad de Granada.

El catedrático de medicina legal y forense José Antonio Lorente prevé que el laboratorio de identificación genética de la Universidad de Granada que dirige consiga en 2017 precisar el lugar de nacimiento de Cristóbal Colón. La documentación histórica y el análisis de las muestras de ADN de coetáneos del descubridor de América determinarán su cuna, que se disputan genoveses, catalanes, mallorquines y portugueses.

Con los datos con los que cuenta actualmente ¿tiene una idea aproximada del origen de Cristóbal Colón?

Ahora mismo están todas las posibilidades abiertas, pero estoy convencido de que pronto sabremos en qué lugar nació. Los avances en materia de identificación genética son tan grandes que es previsible que en 2017 nuestro equipo tenga la respuesta.

¿Cómo llegarán a ella?

Sabemos que los restos de Sevilla son de Cristóbal Colón. También tenemos los de su hijo. Es un buen punto de partida. Ahora debemos analizar los de supuestos familiares suyos coetáneos y confrontar el resultado con la documentación histórica de la que disponemos. Nuestro trabajo consiste en armar un puzzle a partir de los datos históricos y de la comparativa de las muestras.

¿Qué lugares se disputan su nacimiento?

La corriente mayoritaria asegura que es genovés. También hay quien defiende la tesis de que es hijo de Carlos, Príncipe de Viana. Otros aseguran que es catalán y están los que consideran que nació en Portugal. Objetivamente, puede haber nacido en cualquiera de esos lugares.

Además de Colón, ¿en la identificación de qué otros personajes históricos trabajan?

En la de Simón Bolívar y en la de Leonardo da Vinci. También en la del príncipe de Viana, cuyos restos no están identificados plenamente porque el lugar donde fue enterrado, el monasterio de Poblet, fue saqueado en dos ocasiones: durante la desamortización y durante la invasión napoleónica.

También hay controversia sobre la identificación de los restos de Cervantes encontrados en un convento de Madrid. ¿No puede analizarlos su equipo?

Es muy complicado porque no hay ADN de familiares de su época para cotejarlo.

¿Es su labor tan apasionante como parece? Usted asegura que la serie de televisión CSI refleja muy bien el trabajo de los investigadores forenses.

Sí, es cierto, aunque tengo que hacer dos puntualizaciones: los casos no ser resuelven tan rápido ni se resuelven siempre con tanta eficacia.

¿Han requerido su ayuda la policía y la guardia civil en alguna ocasión?

Ambas fuerzas de seguridad tienen sus propios laboratorios, aunque a veces hemos colaborado con ellos.

También colabora, desde otro ámbito, con los empresarios, a los que en el marco del aula de emprendimiento del periódico Ideal ha ofrecido una conferencia sobre la transferencia de la investigación a la empresa. ¿Con qué objetivo?

Es necesario que el recorrido de los trabajos de investigación no se limite a su publicación en una revista científica. Sus resultados tienen que redundar en la sociedad a través de las empresas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios