Francisco Javier Gómez, ex alcalde de Huesa
Francisco Javier Gómez, ex alcalde de Huesa - ABC
Tribunales

Familiares, vecinos y el PSOE arropan al exalcalde de Huesa en su ingreso en prisión

El secretario general socialista resalta la honestidad de Francisco Javier Gómez Sevillla

JaénActualizado:

El exalcalde de Huesa Francisco Javier Gómez Sevilla ha ingresado a primera hora de la tarde de hoy en prisión para cumplir la condena de 3 años y 2 meses que le ha impuesto el Tribunal Supremo por un delito de falsedad. En la explanada de la cárcel de Jaén ha recibido el apoyo de familiares, de medio centenar de vecinos de su municipio desplazados en autobús y de dirigentes del PSOE de Jaén, encabezados por el secretario general, Francisco Reyes, quien ha criticado la sentencia por considerarla desproporcionada.

Reyes ha aclarado que Gómez Sevilla no ingresa en prisión por enriquecerse en el ejercicio de su cargo público ("no se ha llevado un duro") ni por perjudicar a ninguna administración pública, sino antes bien por propiciar jornales para vecinos del pueblo. Según Reyes, ha sido encarcelada un hombre honrado y trabajador como ninguno, criterio que comparten, previsiblemente, las personas que se han concentrado en silencio ante la cárcel en solidaridad con el exalcalde.

Entra ellas se encontraban su mujer y una de sus hijas, así como el actual alcalde de Huesa, Ángel Padilla. También su abogado, Javier Pulido, que pedirá la concesión del tercer grado de su cliente, por cuanto reúne lo requisitos exigidos por la normativa penitenciaria: carece de antecedentes penales, la causa tiene una antigüedad superior a 8 años y no ha generado perjuicio a las arcas públicas, ya que las partidas económicas que son la raíz del caso fueron gastadas en 2 proyectos.

El problema es cómo se gastaron. La sentencia del Tribunal Supremo considera probado que dos subvenciones concedidas al Ayuntamiento de Huesa por el Servicio Público de Empleo Estatal y la Diputación, por un montante próximo a los 48.000 euros, destinadas a sufragar el ensanche de una vía, fueron utilizadas para pagar nóminas de otro proyecto municipal. La emisión del certificado final de obra permitió al consistorio solicitar otro proyecto, muy similar al primero, para recibir otra subvención, esta vez de 42.700 euros, con la que llevó a cabo el ensanche.

La resolución del alto tribunal llegó tras una mucho más leve de la Audiencia de Jaén, que le condenó a seis meses de inhabilitación por certificación falsa. De ahí que para el exalcalde fuera un mazazo la resolución de la sala que juzgó su caso tras el recurso del ministerio público. También lo fue que posteriormente el consejo de ministros no aprobara el indulto parcial.