Aceite de oliva producido en una fábrica de Jaén
Aceite de oliva producido en una fábrica de Jaén - ABC
Economía

Las exportaciones de aceite de oliva doblan la cifra del consumo interior

Fabricantes y agricultores destacan el elevado nivel de las ventas y el buen precio

JaénActualizado:

El aceite de oliva apuntala la economía agraria de Andalucía, la mayor región productora del mundo, según se desprende de los datos de la Agencia de Información y Control Alimentario, que cifra las ventas en más de 1,3 millones de toneladas, de las que la mayoría se ha realizado en la comunidad autónoma. Tan sólo 304.550 toneladas permanecen en las bodegas. Al buen comportamiento de las transacciones hay que añadir que se han conseguido a un precio, 3,60 euros por kilo de media, rentable para los agricultores. Otro dato de interés es que las exportaciones duplican el consumo interno.

El elevado precio ha mermado ligeramente el mercado doméstico y no ha tenido incidencia en el externo. Los datos revelan que se han exportado 885.500 toneladas, mientras que en el interior de España se han comercializado 417.800 toneladas (84.000 menos que en la pasada campaña). Mensualmente se ha vendido una media de 117.000 toneladas. De ahí que tanto la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva) como la patronal agraria Asaja de Jaén adviertan de la posibilidad de que las reservas no basten para cubrir el consumo hasta que comience la nueva campaña de recolección de aceituna.

Infaoliva resalta que la campaña ha finalizado sin tensiones en el mercado y con un buen ritmo de exportaciones. También con un precio rentable para el olivarero. Que se mantendrá, en su opinión, durante la próxima campaña, por cuanto la organización pronostica un consumo elevado y una cosecha baja derivada de la ausencia de precipitaciones. Con esta previsión coincide Asaja, cuyo gerente, Luis Carlos Valero, remacha que ambas circunstancias motivarán que se mantenga el precio de venta del aceite de oliva que aún no ha sido comercializado.

A 1 de octubre las reservas en mano de los envasadores suman 121.240 toneladas, que junto con las 177.910 toneladas de las almazaras y las 5.400 del Patrimonio Comunal Olivarero, suman un volumen que obliga a afrontar con cautela el período que media entre la conclusión de la campaña y el inicio de la próxima, dada la magnitud de las ventas. Infaoliva, no obstante, considera que serán suficientes para abastecer el mercado hasta que comience la nueva campaña, cuya producción será sensiblemente menor, según asegura esta organización, que esgrime datos del Comité Oleícola Internacional.

En concreto, este organismo prevé una cosecha 1,15 millones de toneladas en España, 320.000 en Italia y 300.000 en Grecia. La cosecha del resto de países, sumada a la de los principales olivareros, elevará la producción a los 2,65 millones de toneladas, en tanto que el consumo previsto ascenderá a los 2,89 millones. Por esta razón, los fabricantes están convencidos de que los precios se mantendrán estables, previsión que también suscribe Asaja, que descarta operaciones en las que el aceite de oliva se compre más barato porque apenas hay excedente.