Política

La elección de Francisca Molina como subdelegada del Gobierno en Jaén refuerza a Fernández de Moya

La sustituta de Juan Lillo es de la máxima confianza del presidente provincial del PP

Francisca Molina y Juan Lillo, en el centro, durante la concentración de protesta por el atentado de Berlín
Francisca Molina y Juan Lillo, en el centro, durante la concentración de protesta por el atentado de Berlín - ABC
JAVIER LÓPEZ Jaén - Actualizado: Guardado en: Jaén

La elección de Francisca Molina en sustitución de Juan Lillo como subdelegada del Gobierno en Jaén refuerza políticamente a su mentor, José Enrique Fernández de Moya, actual secretario de Estado de Hacienda y presidente provincial del PP, al que corrientes internas intentan apartar del cargo orgánico. Molina fue designada concejal de cultura del Ayuntamiento de Jaén tras la victoria de la candidatura popular encabezada por el actual número dos del Ministerio que dirige Cristóbal Montoro.

El PP no cuenta en Jaén con un poder institucional relevante. La Diputación está en manos del PSOE y la Junta de Andalucía discrimina a los ayuntamientos populares, según denuncian sistemáticamente diversos alcaldes afectados por decisiones del gobierno autonómico. De ahí la importancia de la Subdelegación del Gobierno, desde la que se financian planes de empleo que desarrollan los consistorios, con la consiguiente repercusión electoral.

La batalla soterrada que libran por el poder orgánico diversas facciones del PP de Jaén para suceder al máximo dirigente provincial no tendrá sentido si éste decide seguir en el cargo. De hecho, una parte considerable de los dirigentes que maniobran para hacerse con las riendas no está dispuesta a protagonizar una revuelta si el secretario de Estado presenta su candidatura a la reelección en el próximo congreso provincial. Por lealtad, en unos casos, y por estrategia en otros, ya que saben de antemano que perderán el pulso.

Por esta razón, un alcalde popular afín a Fernández de Moya asegura que no habrá un disenso considerable en el congreso. Admite que en los meses previos a su celebración los críticos intentarán sumar a dirigentes locales a sus filas pero les advierte de que fracasarán porque nadie se atreverá a cuestionar al actual presidente. Ni tampoco, añade, a la persona que él proponga si finalmente decide no presentarse a la reelección, ya que contará con el apoyo de las principales organizaciones locales.

Las de Jaén y Linares, en efecto, son afines a José Enrique Fernández de Moya, que cuenta también con el respaldo de la militancia de la mayor parte de los municipios jiennenses. El principal foco crítico se sitúa en la comarca del alto Guadalquivir. El ex alcalde de Andújar Jesús Estrella es considerado por los oficialistas el urdidor de la alternativa, en la que participa también el regidor de Porcuna, Miguel Moreno. Al margen de este movimiento se suceden otros en los que participan, cada uno por su lado, el secretario general del PP, Miguel Ángel García Anguita, y el portavoz del grupo popular en la Diputación, Miguel Contreras, quienes también aspiran a presidir su formación política.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios