La jueza ha dictado prisión preventiva para el presunto agresor
La jueza ha dictado prisión preventiva para el presunto agresor - ABC
Sucesos

Detenido un joven granadino por una presunta agresión sexual en la feria de San Lucas

La supuesta víctima, una estudiante extranjera, no ha presentado denuncia ante la Policía Nacional

JaénActualizado:

Un joven granadino permanece en prisión preventiva en Jaén por cometer presuntamente un delito de abuso sexual el recinto donde se celebra la feria de San Lucas. Sin embargo, la chica supuestamente atacada, extranjera becada por Erasmus, no ha presentado denuncia en la comisaría contra la persona detenida como responsable de la agresión, según han confirmado a este periódico fuentes de la Policía Nacional. Cabe la posibilidad, no obstante, de que sí lo haga cuando declare ante la jueza que investiga el caso.

El presunto agresor asegura que es inocente, mientras que la joven dice que no se acuerda de nada porque al parecer había bebido demasiado. A primera hora de la tarde de hoy no constaba en la comisaría denuncia expresa suya como víctima de una agresión sexual. Sobre el chico, de 26 años y sin antecedentes penales, pende, sin embargo, la declaración de varios vigilantes jurados que tras escuchar gritos de la chica encontraron a su lado al joven, quien intentó escapar, pero fue retenido y posteriormente entregado a agentes de la policía local.

Los hechos se producen justo después de que por primera vez en la historia de la feria de San Lucas el Ayuntamiento anunciara una campaña para sensibilizar a la población contra las agresiones sexuales en la institución ferial. Aunque en ninguna de las ediciones anteriores se han presentado denuncias, la portavoz del equipo de gobierno, Reyes Chamorro, justificó la iniciativa en la importancia de la prevención en esta materia.

La campaña ha generado polémica porque el nombre utilizado para promocionarla, Stop flamencos, ha indignado a las penas de cante jondo de la ciudad. Tras las críticas recibidas, el Ayuntamiento puntualizó que el término había que interpretarlo como chulo e insolente, según recoge en su sexta acepción el diccionario de la Real Academia de la Lengua.