Menú preparada para pacientes del hospital El Neveral.
Menú preparada para pacientes del hospital El Neveral.
Sanidad

Denuncian retrasos en la comida de los pacientes tras el cierre de la cocina del hospital El Neveral en Jaén

La plataforma asegura que los enfermos han ingerido alimentos no prescritos

JaénActualizado:

El cierre de la cocina de El Neveral, uno de los tres hospitales públicos de Jaén capital, ha propiciado retrasos en la comida y cambios para peor en el menú de los pacientes, en su mayoría enfermos crónicos con patologías pulmonares. Lo denuncia la Plataforma por la Sanidad Pública y de Calidad, crítica con el desmantelamiento paulatino de un centro sanitario de referencia ubicado en un enclave natural del extrarradio de la ciudad.

La Plataforma asegura que una decena de pacientes y sus acompañantes han desayunado dos horas después del horario establecido y han ingerido alimentos diferentes a la alimentación prescrita. En concreto, en lugar de pan fresco, aceite de oliva y tomate les han servido pan tostado, mantequilla y mermelada. Además, en la comida, 4 pacientes, en lugar de sus respectivas dietas, han tenido que ingerir el menú de emergencia: jamón de york, pan tostado, aceite y queso fresco.

A juicio de la plataforma, estas irregularidades son consecuencias del cierre de la cocina y de la privatización de servicios en el hospital de El Neveral, también denominado Doctor Sagaz, que se concreta en pérdida de personal para atender a los pacientes, pérdida en la calidad de los alimentos que se les proporciona y alteración del horario de toma de los medicamentos. Con un perjudicado: el paciente. El colectivo recuerda que el cierre fue impulsado por el gerente y los directivos, con el beneplácito de los cargos intermedios y los jefes de cocina, a pesar de las quejas de los usuarios, y en contra de los profesionales y de la junta de personal que lo calificó de inviable.

A pesar de todo, el colectivo aclara que la delegada provincial de salud de la Junta de Andalucía, Teresa Vega, aprobó el desmantelamiento. La situación contrasta, según la plataforma, con el reparto de millones de euros entre directivos y cargos intermedios del Servicio Andaluz de Salud, dinero que, aclara, reciben como pago de productividad por recortar en personal. Pone como ejemplo a la sanidad pública jiennense, en la que el cierre de la cocina de El Neveral ha originado el número de menús en el hospital Princesa con menos personal. De ahí, añade el colectivo, las bajas por sobrecarga de trabajo, la tensión, y las discusiones por asumir trabajo de jefes en su ausencia.