Andalucía - Jaén

Andrés Bódalo abandona la huelga de hambre tras 6 días

El preso, condenado por agresiones, asegura que tiene problemas de salud que le impiden seguir con su protesta desde el penal donde cumple su pena

Andrés Bódalo
Andrés Bódalo - ABC

El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha anunciado que Andrés Bódalo ha abandonado «por motivos de salud» la huelga de hambre que inició en la noche del 3 de noviembre para protestar por lo que el SAT calificó entonces de «persecución» dentro de la cárcel donde se encuentra desde hace más de siete meses tras ser condenado a tres años y medio de prisión por agredir al que fuera primer teniente del Ayuntamiento de Jódar (Jaén) en una protesta de jornaleros, en 2012.

El portavoz nacional del SAT, Óscar Reina, ha sido el encargado de anunciar el abandono de la huelga de hambre en el transcurso de la concentración de sindicatos que se ha llevado a cabo este miércoles ante la explanada de la cárcel para reivindicar la libertad de Andrés Bódalo.

Reina ha señalado que debido a su actual estado de salud continuar con la huelga de hambre podría ocasionarle «un grave daño para su salud», de ahí que haya decidido su abandono. Asimismo, ha añadido que ha sido el propio Bódalo el que ha pedido al SAT que transmita a la opinión pública que «él se puso en huelga de hambre porque considera que el parte que le pusieron era una arbitrariedad».

Ha agregado que Bódalo ha querido dejar claro que «él no se ha enfrentado a ningún trabajador de la cárcel, que son compañeros también, que se lleva bien con el resto de los presos, que está integrado en la prisión y que él no considera que los trabajadores sean sus enemigos, hacen su función», al tiempo que ha querido dejar claro que desde que ingresó en prisión el pasado 30 de marzo «él lo único que hace es defender su libertad».

No es esa la versión de los funcionarios de prisiones. En un comunicado conjunto de las organizaciones sindicales, ante «las graves acusaciones vertidas por el sindicato SAT en varios medios de comunicación», han asegurado que es falso que exista cualquier tipo de persecución, vejación o amenazas de parte de los funcionarios a Andrés Bódalo, «estando en todo momento su tratamiento penitenciario acorde a la legislación vigente».

Además han afirmado que Bódalo «ha demostrado su total inadaptación al módulo en que se encuentra, Módulo de Respeto, según consta en varios informes de los funcionarios, a pesar de ser este departamento de los de mayor nivel».

Han dicho que el 12 de julio Bódalo pidió un cambio de celda, a lo que el funcionario le informó de la imposibilidad por no haber celdas disponibles y por seguir incluido en el Protocolo de Prevención de Suicidios, por lo que tiene que estar en todo momento acompañado.

Según los sindicatos, la respuesta de Andrés Bódalo fue «del todo desproporcionada, al verter toda suerte de amenazas y coacciones contra el funcionario» y asegurando que lo tenían que cambiar de celda esa noche o podían pasar hechos muy graves y que el funcionario fuera el único culpable, todo ello «en tono amenazante».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios