Más de 30 asaltos en lo que va de año
Más de 30 asaltos en lo que va de año - Alberto Díaz
OLEADA DE ROBOS

Los vecinos de Matalascañas exigen medidas para frenar una nueva oleada de robos

La Asociación de Propietarios del núcleo costero contabiliza más de 30 asaltos en viviendas en lo que va de año

ALMONTEActualizado:

El núcleo costero almonteño de Matalascañas es a menudo presa fácil de ladrones y asaltantes de viviendas y negocios, que sobre todo en invierno y ante la gran cantidad de inmuebles vacíos que quedan en temporada baja, aprovechan para rapiñar sus botines. Así lo ha denunciado la Asociación de Propietarios de Matalascañas, que asegura que la zona está siendo víctima de una nueva oleada de robos y contabiliza más de 30 asaltos a viviendas en lo que va de año, por lo que solicita una vez más a la subdelegada del Gobierno de España en Huelva, Asunción Grávalos, que aumente los efectivos «porque el existente no da abasto a cubrir las necesidades de seguridad existentes».

«Pagamos nuestros impuestos y no estamos atendidos en cuestiones de seguridad, ni por parte del Ayuntamiento ni del Gobierno central», lamentan desde la asociación, que en una nota de prensa ha explicado que los ladrones han accedido en algunas comunidades de vecinos hasta en siete viviendas y que el modus operandi de los cacos ha cambiado con respecto a años anteriores: «ya no se llevan electrodomésticos, sino que van buscando dinero, joyas y otros objetos que abulten poco».

En la nota detallan los propietarios de Matalascañas las múltiples comunicaciones que han mantenido a través de escritos y desde marzo de 2017 con la subdelegada, que los recibió en abril y a la que pudieron narrar en persona la problemática de seguridad que padece el núcleo costero; y con el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, cuyo Gabinete respondió a la misiva enviada en enero de 2017 asegurando que entre los tres núcleos que conforman el término municipal de Almonte se alcanzan casi 100 efectivos, algo que los denunciantes consideran insuficiente teniendo en cuenta que en el ejercicio 2017/2018 Matalascañas sufrió 300 robos.

«No queremos ser alarmistas, pero sí previsores», han advertido los propietarios, que así mismo han recordado el trágico suceso de 2015, cuando un hombre de 78 años de edad fue hallado muerto en su domicilio. Tras cinco meses de investigaciones la Guardia Civil detuvo a dos varones de nacionalidad rumana como presuntos autores del homicidio y más tarde, a una mujer de la misma nacionalidad relacionada con los mismos hechos: homicidio y robo con violencia e intimidación.

En el año 2016, como contó ABC, se dio el caso de que los ladrones incluso se atrevieron a asaltar viviendas y negocios en plena temporada de verano, en algunos casos entrando varias veces en el mismo establecimiento. También en aquella ocasión los afectados afirmaron sentirse «totalmente desprotegidos» tras pedir sin éxito al Ayuntamiento que solicitara un aumento de efectivos de la Benemérita y que ampliase el número de agentes policiales de su competencia.