HUELVA

Un policía local recorría tres kilómetros y repostaba 54 litros de gasolina

B.R.P. se enfrenta a seis años de prisión por estafar vales de combustible al Ayuntamiento

Fachada del Ayuntamiento de Huelva
Fachada del Ayuntamiento de Huelva - ABC

«A este hombre que no le falte de nada, es un cliente especial». Uno de los responsables de la gasolinera Venta Álvarez de San Juan del Puerto, con la que el Ayuntamiento de Huelva tiene un convenio para el repostaje de los vehículos oficiales, confirmó así a los trabajadores de la estación de servicio que aquel policía local de Huelva tenía carta blanca. Dentro de la legalidad. El agente, cuya identidad responde a las iniciales B.R.P., había dado a entender en más de una ocasión que con el respaldo total de sus jefes y de la Policía Local de Huelva y ante cualquier situación de duda, llegó a sugerir a los trabajadores de la gasolinera que levantaran el teléfono y consultaran con sus mandos.

Con las supuestas bendiciones del staff de Policía , que desconocía su comportamiento, el agente llegó a estafar 2.900 euros en un año y medio, desde enero de 2011 a junio de 2012. En este tiempo, confeccionó vales de combustible en los que hacía constar el repostaje de vehículos de la flota de la Policía Local por una cantidad de litros superior a los que realmente se repostaba o por una cantidad absolutamente irreal.

«Ha querido enriquecerse a costa del Ayuntamiento», señala en su escrito la Fiscalía de Huelva

«Ha querido enriquecerse a costa del Ayuntamiento», señala en su escrito la Fiscalía de Huelva, que lo acusa de sendos delitos de falsedad en documento oficial y continuado de estafa, por los que a la vuelta de un mes (7 de noviembre) se sentará en el banquillo de los acusados en la Audiencia Provincial de Huelva. B.R.P. se enfrenta a seis años de prisión, e inhabilitación especial para empleo o cargo público como funcionario de Policía Local durante seis años, lo que supondría la pérdida definitiva de su condición de agente. En alguna ocasión, el policía no sólo rellenó los vales por cantidad de litros de repostaje que no se correspondían con la realidad sino que también llegó a simular la firma de los funcionarios que debían autorizar estas operaciones. Otra vez simuló a través de los vales repostar 54 litros cuando el vehículo supuestamente solo había recorrido tres kilómetros desde el repostaje anterior.

Sigue de servicio

Con este procedimiento, los vales falsificados eran pasados posteriormente al cobro por parte de la gasolinera al Ayuntamiento de Huelva para que abonara el importe. Cabe señalar que el policía investigado no se le ha apartado del servicio ni abierto expediente por parte del Ayuntamiento onubense.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios