Sucesos

La pareja que se quitó la vida en la Zarza había sido tratada por la Junta en Huelva

La madre de los niños que convivieron cuatro días con los cadáveres había pasado por el Ayuntamiento para pedir información

HuelvaActualizado:

No hay constancia ni por los servicio educativos, ni por el Ayuntamiento, los Servicio Sociales o la Policía «de ningún desamparo» de los cuatro menores que convivieron durante cuatro días con los cadáveres de su madre y su pareja, que se quitaron la vida -por ingesta de medicamentos- en la casa en la que vivían en La Zarza. Así lo ha afirmado hoy el delegado del Gobierno andaluz en Huelva, Francisco José Romero, tras anunciar que la Junta ha iniciado un expediente informativo para y situación real de los niños y actuar en consecuencia.

Antes de que se encontraran los cadáveres, ninguna administración dio la voz de alerta por los cuatro menores (de edades comprendidas entre seis y 14 años ). Ahora se ha sabido que la pareja, que antes de marcharse a la Zarza a vivir hace unas tres semanas vivió en Huelva capital, había sido tratada por equipos de tratamiento familiar de la Junta, y «tendrían sus actuaciones permitentes por parte de los técnicos de la Junta», ha asegurado el delegado.

Por otro lado, ha añadido, la madre había acudido al Ayuntamiento de La Zarza a «solicitar información y trasladar información familiar pero nada que pudiera acarrear la situación que ha acarreado».

En este punto, ha indicado que o «bien los servicios sociales de allí no tendrían conocimiento ni constancia o estarían trabajando las circunstancias en la que se encontraba el núcleo familiar».

Tres de los niños se encuentran con su padre, que también se hizo cargo inicialmente del cuarto de los menores, del que después se ha hecho cargo su abuelo materno.

La casa en la que vivían se encuentra en una zona en la que apenas hay tránsito, lo que sumado a que eran poco conocidos en el pueblo, no se alertara de la situación con anterioridad. Los niños estaban escolarizados. 

Una vez que los equipos técnicos emitan su valoración y, en paralelo, la Justicia determine si tres se quedan con su padre, se determinará la situación de todos. «Lo importante ahora es velar por ello», ha subrayado Romero.