QUEJAS VECINALES

Los malos olores invaden Almonte durante las tardes de verano

Las quejas de los vecinos por el hedor que sufren a diario van en aumento. La oposición señala a la planta de compostaje El Raigal.

La oposición señala a la planta de compostaje El Raigal como causante de los malos olores
La oposición señala a la planta de compostaje El Raigal como causante de los malos olores
MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ Almonte - Actualizado: Guardado en: Andalucía , Huelva

Cada tarde desde hace meses, invariablemente, un olor nauseabundo a excrementos invade la localidad de Almonte, amargando a los lugareños la hasta hace poco sana costumbre de tomar el fresco en las puertas o en la plaza. El tema pasó de ser un tímido comentario entre vecinos a pregunta abierta formulada primero por Izquierda Unida y a continuación por Mesa de Convergencia (Podemos), en el Pleno municipal ordinario celebrado el pasado jueves. «Estamos sufriendo olores tremendos», protestaba Daniel Martínez, portavoz de IU, formación que en su web desgranaba días antes el tema de su pregunta plenaria y advertía que «todo parece apuntar que (los olores) procederían de la planta de compostaje El Raigal. ¿Qué tipo de actuaciones ha realizado el equipo de Gobierno al respecto en caso de que tenga constancia de la situación?», inquiría.

También el portavoz de MdC trasladaba al Pleno la «insoportable» situación de los vecinos de Almonte y señalaba a la mencionada planta de compostaje, una empresa cuya parcela, de 1,5 hectáreas de extensión, está situada a tan sólo dos kilómetros del núcleo urbano almonteño y que está dedicada al tratamiento de lodos y biosólidos de Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) y lodos de Estaciones de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) para la obtención de compost y abonos orgánicos. El Raigal estaría autorizada para tratar lodos procedentes de las EDAR de Matalascañas y El Rocío. No obstante, el portavoz podemita iba más allá y trasladaba al equipo de Gobierno su sospecha de que la planta está tratando lodos procedentes de municipios que «no están en los contratos» y afirmaba tener documentos que así lo probaban.

Ante las quejas vecinales y las denuncias de IU y MdC, avaladas por los documentos en poder de esta última formación, ABC contactó con el Ayuntamiento de Almonte, que rechazó hablar sobre el tema, y con la empresa que gestiona la planta, que declinó hacer declaraciones y negó que los episodios de malos olores sufridos a diario por la localidad almonteña tuvieran que ver con la actividad que desarrolla la planta, administrada por Biomasa del Guadalquivir y que lleva en funcionamiento desde 2005, aunque hasta este verano no se habían producido episodios de malos olores, o al menos no de forma continua.

No obstante, empujado por las evidencias en poder de la oposición, el portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Almonte, el socialista Antonio Joaquín Díaz, reconoció que el Consistorio tiene constancia de que se están vertiendo en la parcela lodos procedentes de plantas depuradoras de municipios colindantes, para las que la administración almonteña no habría emitido la correspondiente licencia y afirmó que este hecho podría ser motivo para revocar los permisos municipales a la empresa. Además, los hechos han sido puestos en conocimiento de la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ante la posibilidad de que se esté produciendo un caso de contaminación atmosférica como consecuencia de la actividad de la planta.

Aún así, hasta que ambas administraciones resuelvan la situación con la empresa que gestiona la instalación de compostaje, todo parece indicar que los ciudadanos de Almonte continuarán sufriendo el desagradable olor que inunda el municipio cada tarde.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios