TRIBUNALES

Investigan a una médico que dio el alta a un paciente que murió a las tres horas por un problema digestivo

La doctora, que es hermana del expresidente andaluz Manuel Chaves, ha sido citada en el juzgado para declarar

Un juzgado de Huelva ha citado como investigada -antes imputada- a una médica que, según la denuncia presentada, hizo en el 2013 un mal diagnóstico de un paciente que le visitó en seis ocasiones y que finalmente murió, solo tres horas después de recibir el alta médica.

El titular del juzgado de instrucción 5 de Huelva, Javier Romero, ha citado el próximo 6 de octubre como investigada a la médica Rosa María Chaves González, hermana del expresidente andaluz Manuel Chaves.

La denuncia por la muerte del paciente se presentó hace tres años, después de que, tras las seis visitas a su centro de salud, «le diagnosticaron epigastralgia, cuando en realidad se estaba muriendo por un fecaloma de grandes dimensiones», según ha dicho a Efe el abogado sevillano Juan Isidro Fernández.

El informe del servicio de histopatología del Instituto Nacional de Toxicología determinó que la posible causa de muerte del paciente, de 51 años y ocurrida la madrugada del 13 de abril del 2013, fue una «obstrucción intestinal».

En el formulario de la autopsia se aludía a una «importantísima distensión de la totalidad del intestino grueso, con contenido fecal importante que comprime la cavidad torácica».

El hombre falleció tras ser atendido por su médico de atención primaria con laxantes, y la familia pidió el examen de sus órganos para saber si hubo negligencia, según recoge el informe del servicio de histopatología.

En la denuncia se asegura que la médica, pese a los fuertes dolores que presentaba el paciente, pidió una analítica de sangre y dictaminó que padecía gases en el estómago, por lo que le recetó Omeprazol y Domperidona y le pidió una ecografía para el 20 de abril.

«Sufrimiento continuado» del paciente

Debido al empeoramiento del estado de salud, con dolor abdominal y vómitos, el paciente volvió a ir al centro de salud el 3 de abril del 2013 y la doctora confirmó su juicio clínico, señala la denuncia.

Como persistía el «sufrimiento continuado» del hombre, sus familiares le llevaron el 11 de abril a un centro radiológico para hacerle un TAC del abdomen, que le detectó «una marcada dilatación del intestino grueso a lo largo de todo el marco colónico, mostrando un gran fecaloma, condicionando una comprensión del estómago y del intestino delgado», señala la denuncia.

Con ese informe, el paciente volvió a ver a la médica investigada, que le recetó «medicación de plantago y enema de sodio», pero como el dolor aumentaba, los familiares lo llevaron a urgencias del hospital público Manuel Lois de Huelva, donde le dieron Metamizol para el dolor y Duphalac.

También le dijeron que bebiera agua y le dieron el alta, aunque el hombre murió tres horas después de salir del hospital, según la denuncia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios