Paraje de Cuesta Maneli tras el incendio producido en junio
Paraje de Cuesta Maneli tras el incendio producido en junio - EFE/JULIÁN PÉREZ

40.000 euros por afectado del incendio de Moguer y Doñana

Es la cifra aproximada que baraja reclamar el colectivo, basándose en «daños morales y materiales»

SEVILLAActualizado:

El colectivo de afectados por el incendio forestal declarado la tarde-noche del sábado 24 de junio en el paraje de Las Peñuelas, en el término municipal de Moguer (Huelva), y que afectó a una superficie de 8.486 hectáreas de arbolado y matorral y al entorno de Doñana, pedirán a la carbonería indemnizaciones por los daños materiales que les generó el fuego, así como por los daños morales derivados de este siniestro ambiental.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Europa Press, el abogado de este colectivo, Fernando Osuna, que se encargará de tramitar las acciones judiciales de estos afectados, en su inmensa mayoría campistas del camping Doñana, contra la empresa de la carbonería.

Hay que recordar que el informe de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIFF), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, apunta a una «negligencia por descuido» de esta carbonería como causa de origen del fuego.

Así, el colectivo se reunió este jueves en Sevilla para abordar las acciones que van a emprender ya que se han personado como acusación particular en la vía penal abierta en el Juzgado de Instrucción 2 de Moguer.

De este modo, el abogado ha explicado que, al estar personados como acusación particular en el procedimiento judicial abierto, esto les permite acceder a la información que obre en el mismo. Asimismo, ha agregado que, si finalmente, se absolviese a la carbonería o el caso quedara sobreseído, no descartan acciones por la vía civil, aunque esto es solo un planteamiento, sujeto a las resultas del caso.

Osuna ha remarcado que a estas personas se les ha pedido que recaben todas las facturas o justificantes posibles para acreditar el valor de lo material que han perdido como caravanas, motos, tiendas, u otros objetos.

Del mismo modo, a aquellos que sufren daños psicológicos, como alteraciones del sueño tras el incendio, se les ha instado a adjuntar partes o informes médicos o psicológicos que acrediten que lo sucedido «les ha supuesto algún daño moral». «Muchos niños no pueden dormir bien por las noches, hay personas que tenían un vínculo sentimental muy fuerte con el camping y al ser en junio el incendio se quedaron sin margen para poder tener su veraneo"», ha precisado.

El abogado ha apuntado que, aunque aún es pronto para cifrar el total de los daños, la media podría rondar los 40.000 euros por afectado aproximadamente, que individualmente reclamarán sus daños.

Finalmente, ha señalado que estas actuaciones por la vía penal hacen que, en principio, se deje a un lado la demanda colectiva que inicialmente tenían previsto emprender.

El colectivo que representa está formado por una treintena de personas que estaban alojadas en el camping asolado por las llamas y que han perdido enseres personales, caravanas y otro tipo de objetos y mobiliario de distinto valor. Tienen previsto en unos ocho o diez días volver a reunirse para seguir analizando los pasos a seguir.