ROMERÍA DEL ROCÍO

Las hermandades pagarán hasta un 135 por cien más por la ocupación de terrenos durante la próxima romería

El Ayuntamiento modifica la ordenanza que regula el precio del suelo. La Hermandad Matriz muestra su disconformidad

Calle Santa Olalla en la aldea de El Rocío, lugar de asentamiento de hermandades.
Calle Santa Olalla en la aldea de El Rocío, lugar de asentamiento de hermandades.
MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ Almonte - Actualizado: Guardado en: Andalucía , Huelva

Si en la pasada Romería del Rocío los peregrinos tuvieron que hacer frente a las inclemencias meteorológicas, en la próxima tendrán que superar las económicas. Es lo que se desprende del acuerdo adoptado por el Pleno municipal de Almonte el pasado 10 de octubre, en el que a propuesta del equipo de Gobierno socialista y con los votos a favor de Izquierda Unida y Mesa de Convergencia –marca blanca de Podemos en Almonte-, se aprobó la modificación de la ordenanza fiscal 2.22 reguladora de la tasa por puestos, barracas, casetas de venta, espectáculos o atracciones situadas en terreno de uso público e industrial, callejeras y ambulantes y rodaje cinematográfico.

En esta ordenanza, que fue publicada el pasado 31 de octubre en el Boletín de la Provincia (BOP), en su punto 4.a y b, establece un aumento de la tasa por la ocupación de terrenos por las Hermandades del Rocío durante la Romería de Pentecostés, teniendo en cuenta si el suelo carece de dotaciones (saneamiento y electricidad) o necesitan los servicios prestados por el Ayuntamiento para instalarse «en las debidas condiciones». El primer caso se refiere al suelo que usan las hermandades para depositar carros y otros útiles y para el asentamiento de los animales, que pasa de costar 1,40 euros el metro cuadrado a 3,30 euros. En el segundo caso, la ordenanza alude al suelo utilizado para la acampada de personas, que incrementa su precio de los 1,70 euros el metro cuadrado que las filiales venían abonando a 4 euros. Un 135%.

Durante el debate de la propuesta la única formación que se mostró contraria a la modificación fue el Partido Popular. En su intervención, la portavoz del grupo, Rocío Ramos, esgrimió que el procedimiento llevado a cabo para la modificación de la tasa tenía defectos de forma que podrían afectar a su validez. Además, entrando en el fondo del debate, hizo referencia al «gran esfuerzo» que realizan las hermandades y asociaciones que peregrinan a la aldea, muchas de ellas con «pocos integrantes y que vienen con devoción a la Romería». «Entendemos que con el esfuerzo que hacen ya es bastante y no es lógico ponerles más trabas», argumentó la portavoz popular.

Por su parte, el representante del equipo de Gobierno, Antonio Joaquín Díaz, contestó que «es discutible que las hermandades paguen lo suficiente». «Entendemos que por una cuestión de equidad, de tratar a todo el mundo con el mismo rasero, no es de justicia que un vecino del Rocío haya visto aumentado el valor catastral del suelo mientras que otro que también lo va a disfrutar no lo vea incrementado», señaló, y advirtió que según la operación aritmética realizada por el departamento municipal de Renta, el Ayuntamiento podría incrementar el impuesto hasta un total de 13,62 euros por metro cuadrado.

El Partido Popular sugirió dejar la propuesta sobre la mesa hasta debatir con las hermandades la modificación de la tasa. Sin embargo, la alcaldesa de Almonte , Rocío Espinosa, denegó esta posibilidad y optó por aprobar la norma sugiriendo que los terceros afectados por la modificación podrían alegar más tarde o incluso acudir a los tribunales.

El presidente de la Hermandad Matriz, Juan Ignacio Reales, en declaraciones a ABC, se mostró conciliador aunque admitió no haber conocido la norma antes de su aprobación. Reales, que afirma haber recibido las quejas de muchas de las filiales, considera que la medida es negativa «para las hermandades, para la romería y para el pueblo de Almonte», y espera que el Ayuntamiento «recapacite y dé marcha atrás» atendiendo a unas alegaciones que presentarán formalmente y que la Matriz ya ha hecho llegar al Consistorio en una reunión mantenida con un representante del equipo de Gobierno.

Según la subida aprobada por el Ayuntamiento de Almonte, una hermandad que viniera pagando unos 8.500 euros por la ocupación de los terrenos en la aldea durante la romería pasaría a tener que desembolsar la cantidad de 20.000 euros, lo que dificultaría que aquellas filiales y asociaciones que no cuentan con casa de hermandad en la aldea y que disponen de pocos recursos puedan acudir al Rocío tal y como han venido haciendo hasta el momento.

Ya en 2015 el Ayuntamiento de Aznalcázar se vio obligado a dar marcha atrás en su intento de gravar el paso de las hermandades por su término municipal, una medida que suscitó una gran polémica en el mundo rociero.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios