Francisco Javier Medina, el único acusado por el doble crimen de Almonte
Francisco Javier Medina, el único acusado por el doble crimen de Almonte - ALBERTO DÍAZ
Doble crimen de Almonte

La familia de las víctimas del crimen del Almonte ve «bastantes posibilidades» de que prospere el recurso ante el TSJA

Anuncia la presentación de una querella contra personal del entorno del que fuera acusado por injurias

HuelvaActualizado:

Optimismo en la acusación particular en el caso del doble crimen de Almonte, que ejerce el abogado Luis Romero en representación de la familia de las víctimas, Miguel Ángel Domínguez y su hija María -asesinados en abril de 2013-, en la nueva fase que atraviesa la causa, al pasar a manos del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) los recursos contra el veredicto y la sentencia de no culpable del que fuera único acusado en el procedimiento, Francisco Javier M.R.

En una comparecencia junto al hermano y tío de las víctimas, Aníbal Domínguez, el abogado ha considerado que existen «bastantes posibilidades» de que prospere el recurso que ha presentado en nombre de las acusaciones particulares, además del de la Fiscalía, en tanto que en el veredicto «hay bastantes arbitrariedades e irregularidades» y el jurado popular que emitió el veredicto de no culpable solo tuvo en cuenta a seis o siete testigos del centenar que pasaron por sala durante la vista.

«El jurado ha cometido errores al dejar de lado pruebas de cargo», ha dicho al tiempo que se ha mostrado confiado en que el recurso reciba «una respuesta positiva del TSJA»,punto en el que ha señalado que el Alto Tribunal mantuvo en la cárcel en repetidas ocasiones a Francisco Javier al considerar que había suficientes indicios en su contra.

En cuanto al plazo de respuesta por parte del TSJA, ha estimado que, como en otros casos en el ámbito nacional, puede oscilar entre los tres y seis meses la resolución.

Por su parte, Aníbal Domínguez ha anunciado la presentación de una querella criminal contra personas del entorno del que fuera acusado por injurias y vejaciones contra él y otros miembros de su familia a través de redes sociales. «Nuestra presencia en los medios de comunicación reclamando justicia les molesta cuando las verdaderas víctimas somos nosotros y estamos sufriendo ataques constantes y vejatorios, parece el mundo al revés», ha dicho.