Pablo Comas-Mata, en una rueda de prensa cuando era presidente del Recreativo de Huelva
Pablo Comas-Mata, en una rueda de prensa cuando era presidente del Recreativo de Huelva - Alberto Díaz
Tribunales

¿Dónde está el ex presidente del Recreativo?

Pablo Comas se enfrenta a 18 años de cárcel y el juzgado no lo encuentra para notificarle el auto de apertura del juicio por su gestión

HuelvaActualizado:

La causa judicial abierta en Huelva por la gestión del Real Club Recreativo de Huelva a manos del que fuera su presidente, Pablo Comas-Mata, se encuentra en punto muerto desde comienzos de verano ante la imposibilidad de dar con el paradero del empresario.

El Juzgado de Instrucción 5 de Huelva, encargado de la investigación, no ha podido notificar en los últimos meses a Comas el auto de apertura de juicio oral en el domicilio señalado a tal efecto, que de haber cambiado, está obligado a comunicarlo al instructor, han señalado a ABC fuentes próximas al caso sobre la ausencia de Comas, adelantada por Onda Cero.

Así las cosas, la causa se encuentra en compás de espera mientras que, según los plazos transcurridos, podría estar ya en la Audiencia Provincial con fecha de juicio o pendiente solo de señalamiento.

Comas se enfrenta a una petición de condena de 18 años de cárcel por parte de la Fiscalía de Huelva, pena que la acusación particular establece en 16 años y medio, mientras que su defensa pide la libre absolución.

Ha justo un año, la autoridad judicial ordenó su procesamiento al considerar que su gestión al frente de Decano pueden ser constitutiva de presuntos delitos de apropiación indebida, corrupción en los negocios y delitos societarios.

El instructor advirtió que la responsabilidad penal por la nefasta y perjudicial gestión económica del Real Club Recreativo de Huelva SAD es imputable personalmente a Pablo Comas-Mata al no haber actuado con la diligencia debida a un empresario leal.

Comas está también imputado en el denominado 'Caso Recre', que investiga el Instrucción 5 de Majadahonda (Madrid), por presunto trato de favor al Club -cuando estaba bajo su mando- por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), bajo la tutela de Ángel María Villar, en prisión desde el pasado julio Por riesgo de fuga ante la gravedad de los presuntos delitos que se le imputan, administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental