Andalucía - Huelva

El director general de Urbanismo de la Junta niega que se diera permiso al chiringuito de Pepe 'El Marismeño'

Los vecinos de Punta Umbría se manifiestan este domingo contra la construcción que, entienden, se salta la Ley

El chiringuto del Marismeño
El chiringuto del Marismeño - ABC

«Aquí lo tenéis: Alejandro, el primer cliente que ha venido al chiringuito». Así presenta Pepe «El Marismeño» a Alejandro Márquez, el director general de Urbanismo de la Junta de Andalucía en un vídeo en el que habla de su polémico establecimiento a una semana de su inauguración. «Tenía tantas ganas de venir que he venido una semana antes, pero no pasa nada, aquí me voy a quedar», responde el alto cargo de la administración entre risas. «Este está peor que nosotros de la cabeza», se ríe, cómplice, «El Marismeño».

Los vecinos y parte de la oposición de Punta Umbría (Huelva), donde «El Marismeño» ha levantado un «beach club» (un chiringuito) junto a la ría de la localidad, han visto con asombro e indignación la cercanía del responsable de Urbanismo de la Junta de Andalucía con el cantante y empresario. Llama la atención, sobre todo después de la reiteradas denuncias que han hecho a la Junta sobre las presuntas irregularidades del citado chiringuito.

El propio Márquez ha querido salir al paso de las acusaciones de connivencia y «amiguismo» con «El Marismeño» y su chiringuito. Así. ha publicado en su perfil de Facebook que quiere desmentir que su departamento tenga relación con la concesión administrativa del chiringuito. Reconoce el alto cargo de la Junta su relación con El Marismeño (que también confirma el propio artista en un comentario). «La Dirección General de Urbanismo ni ha tenido ni tiene relación administrativa alguna con el citado expediente. Por lo tanto, no ha emitido informe ni resolución alguno sobre el particular ni tiene competencia para resolver los recursos que se puedan plantear, en su caso, sobre el referido asunto». El político acaba deseando que «terminen las acusaciones infundadas y maliciosas contra cargos públicos», porque, cree, «en Democracia no todo vale».

El propio Marismeño también responde en un comentario a la publicación de su amigo: «Este señor iba paseando con su familia y gastó esta pequeña broma. En Huelva nos conocemos todos y nos saludamos», es su explicación. Y acusa a varias personas de «tener una guerra» contra él porque quieren «una playa para pasear perros» en vez de un chiringuito como el que él está construyendo.

De fondo, sigue convocada por los vecinos una manifestación. Las quejas sobre la ubicación (demasiado cerca de la ría), materiales (no entienden que se haya hecho de hormigón y ladrillo) y ciertas actuaciones que creen irregulares (como enganchar el agua a las duchas de la playa), hacen que quienes no quieren el chiringuito del Marismeño en Punta Umbría, quieran salir a la calle para parar su inauguración. La concentración de protesta está prevista para este domingo 13 de agosto a las 13.00 horas, junto a las instalaciones del establecimiento del que es socio «El Marismeño».

Para canalizar y organizar las protestas contra el citado chiringuito, los vecinos de la zona se han organizado en la «Asociación de Amigos Punta de La Canaleta», entidad con la que pretenden luchar contra la construcción del «Marismeño».

Toda la actualidad en portada

comentarios