María Adela Rodríguez
María Adela Rodríguez - ABC

DESAPARECIDAHabla el padre de la desaparecida en Niebla: «Estamos con el alma en un puño»

La menor de Niebla desaparecida se ha ido con un chico con el que sale y cogió dinero a sus padres

HuelvaActualizado:

Javier Rodríguez anda pateando La Palma del Condado, donde le ha llevado la última pista de su hija María Adela (16 años), de cuya desaparición se han cumplido ya 48 horas, desde que abandonó el domicilio familiar en Niebla en la madrugada del pasado domingo.

«Estamos con el alma en un puño, sus padres y toda la familia. Con que nos llamara y nos dijera que está bien, quedaríamos al menos tranquilos», afirma Rodríguez en declaraciones a ABC mientras continúa buscando a su hija, la mayor de cuatro hermanos.

Adela se marchó de su casa después de enfadarse con su padre tras reprenderla por darle una mala constestación en la noche del pasado sábado, cuando regresaban a casa después de una cena familiar. «Nos acostamos y cuando mi mujer fue a su habitación, la puerta estaba atrancada y, después de echarla abajo, comprobamos que no estaba y que la puerta de casa estaba entreabierta», relata.

Es la primera vez que la menor tiene un comportamiento así. «Ha cambiado desde que sale con este chico, nos da malas contestaciones y a su madre le ha estado diciendo que cualquier día se iba, como una amenaza cuando le reñía o reprendía».

«Ha sido un cambio radical, está contestona y muy rebelde», asegura, hasta el punto de que, según el padre, se ha llevaodo una alta suma de dinero (unos 1.200 euros) cuando nunca había tenido un gesto así. «En la casa puede haber dinero por encima que a ella ni se le ocurre tocarlo», se lamenta.

Rodríguez, que denunció a la Guardia Civil la desaparición de María Adela -sin que haya novedades de su paradero hasta el momento-, está convencido al 100% de que la niña está con el chico, de 22 años y vecino de Villalba, con el que comenzó a salir hace unos meses, en septiembre. «Se cree que está como en un matrimonio, este chico y su familia le han metido muchos pajaritos en la cabeza, que si tienen la vida resulta, promesas de que le van a renovar el armario, que le van a comprar esto o lo otro...».  

La madre de la niña desaparecida ha hablado con la del chico, que -según Rodríguez- «se encuentra muy serena, a pesar de que a su hijo le pueden dar ataques de epilepsia».

El padre de María Adela ha hecho un llamamiento a la ciudadanía de que alerten si la ven y le ha pedido a su hija que vuelva a casa sin más demora.