Tribunales

Condenan al SAS por sancionar a una médico por errores al cumplimentar recetas

Un juzgado enmienda a la Administración sanitaria y revoque el expediente que abrió a la facultativa

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo 2 de Huelva ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) por expedientar a una médico por errores al cumplimentar las recetas, caso que fue llevado a los tribunales por el CSIF, consiguiendo que se revoque la mencionada sanción y que se haya condenado en costas a Salud.

Según la sentencia, firme y contra la que no cabe recurso, la Administración sanitaria consideró erróneamente las faltas como graves debiendo ser consideradas leves puesto que estas incorrecciones en las recetas representaban un porcentaje ínfimo en relación al número de prescripciones realizadas, menos de cien de un total de 18.331 recetas.

La magistrada ha considerado que esos errores son achacables “al actuar humano", siempre sujeto a posibles errores máxime en un ámbito en el que es notorio el exceso de carga de trabajo y el escaso tiempo con el que cuentan los profesionales a la hora de acometer sus funciones”.

Se trata, según recoge la resolución judicial, de fallos meramente formales debido a la premura exigida en el desarrollo de la labor facultativa, al tiempo que ha afirmado que una tachadura en una receta o la falta de algún dato como la fecha de nacimiento, la duración del tratamiento o posología -entendiendo que al paciente se le informa sobre ello-, no pueden entenderse como incumplimiento de funciones, como pretendía el SAS, más aun considerando al alto número de actuaciones de los facultativos.

Los tribunales dan así la razón a CSIF , según la central, y ha insistido en que este tipo de casos no afectan al servicio ni al paciente y que son derivados de la presión asistencial a la que están sometidos los profesionales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios