Tribunales

Condenados a cárcel los socios de una residencia canina que dejaron morir a perros de hambre y sed

Se desentendieron de la alimentación y los animales se llegaron a comer a los que habían fallecido

Algunos de los perros encontrados muertos por la Guardia Civil en la residencia
Algunos de los perros encontrados muertos por la Guardia Civil en la residencia

El Juzgado de lo Penal 3 de Huelva ha condenado a nueve meses de prisión a los dos socios de un criadero-residencia canina ubicada en El Rincón, en Huelva, por maltrato animal después de que dejaran morir de hambre y sed a varios perros, además de inhabilitarlos durante dos años para el ejercicio de cualquier profesión-oficio-comercio relacionado con animales.

La condena se ajusta a la petición de la Fiscalía, que ha mantenido que a consecuencia del comportamiento de los socios,al menos seis perros murieron de hambre y sed, llegando algunos de ellos a comerse parcialmente a los fallecidos.

Los ya condenados concertaron un contrato de arrendamiento (diciembre de 2013) sobre una parte de las instalaciones de un criadero y residencia ubicado en la zona de El Rincón, en el término de Punta Umbría, propiedad de uno de ellos.

El centro tenía licencia municipal desde 2011 para el cuidado y fomento de animales de compañía y, en aquel momento, recogía a un número indeterminado de perros de distintas razas. El arrendatario asumió tras al contrato continuar con la actividad y de forma verbal cuidar de los animales.

Desde el comienzo del acuerdo, tuvieron conflictos en relación con el alquiler, por lo que el primero empezó a desentenderse de la alimentación de parte de los perros y del cuidado general de las instalaciones, comunicándoselo al propietario como medida de presión que, aun consciente de la situación de los animales, no hizo nada por solucionar los problemas y no se ocupó tampoco de su alimentación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios