La carbonera de Moguer, en pleno funcionamiento
La carbonera de Moguer, en pleno funcionamiento - ALBERTO DÍAZ

El causante del incendio de Moguer se enfrenta a una factura millonaria

La carbonera contaba con los permisos y el Ayuntamiento con un Plan de Emergencia

SEVILLAActualizado:

Muchos millones de euros. Es el coste económico del incendio de Moguer (Huelva), que arrasó más de 9.500 hectáreas junto al parque de Doñana hace ahora un mes. Expertos consultados por este periódico estiman que pagar la factura de la extinción del incendio va a costar «varios millones de euros» a quien el juez determine como causante del fuego, algo que por el momento apunta a la carbonera de Moguer. Pero no solo hay que cuantificar lo que se gastó en apagar las llamas. También hay que sumar la restauración de la zona afectada, que el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, estimó en un perímetro de 11.000 hectáreas.

«Solo el coste de un helicóptero Kamov volando una hora es de unos 1.000 euros», explican dichas fuentes. «Un avión un poco más pequeño puede costar ponerlo a volar unos 600 euros cada 60 minutos». Y, durante días, allí volaron decenas de aviones y helicópertos muchas horas cada jornada.

Solo el Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Infoca) desplazó a la zona más de 700 efectivos. También tenían allí trabajando a 26 medios aéreos, camiones autobomba, nodrizas, una unidad médica... Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias (UME) echó el resto en esta operación. Hasta 550 militares ayudaron al control y extinción del fuego, ayudados por 21 medios aéreos. El Consorcio Provincial de Bomberos de Huelva llevó decenas de agentes y varios vehículos. Hasta ocho especialistas de los bomberos de Huelva y dos coches fueron desplazados al lugar del fuego. Suma y sigue, porque un equipo sanitario de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) estuvo en la zona del incendio y otra se situó junto al puesto de mando.

Los expertos consultados advierten de que todas estas cifras hay que multiplicarlas por los varios días que estuvieron trabajando los efectivos en la lucha contra el incendio. La factura, avisan, va a tener muchos ceros.

La carbonera

Mientras se hacen cuentas para ver cuánto tendrá que pagar el culpable del fuego, todos los focos están en la carbonera de Moguer. Desde el Ayuntamiento de la localidad onubense aseguran que las instalaciones de la empresa cuentan con todos los permisos municipales desde que iniciaron su actividad, en el año 2002. «Pero quien tiene que controlar su actividad es la Junta de Andalucía», advierten. Y, además, aseguran que la localidad tiene aprobado desde el años pasado el Plan de Emergencia Municipal, que «recoge la forma de actuación ante un problema con la carbonera», según la concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Moguer, Pilar Rodríguez.

Mientras, surge una nueva polémica, ahora con respecto a las torres de vigilancia de fuegos que rodean Doñana. Fuentes cercanas al espacio natural explicaron ayer que la Junta desmanteló dos torres que estaban muy cerca de la zona donde se produjo el fuego y aseguran que, de haber estado en uso, se habría avisado antes del incendio.

Desde el Infoca reconcen que las torres se cerraron, pero explican que fue porque «la vegetación creció demasiado y quedaron obsoletas. Se sustituyeron por otras más modernas y altas. Concretamemte por una que está a varios kilómetros de donde se produjo el fuego, la de Las Lagunas, que fue la que detectó el incendio».