Gonzalo Rodríguez Nevado, en el centro, durante un pleno
Gonzalo Rodríguez Nevado, en el centro, durante un pleno - ALBERTO DIAZ
POLÉMICA

El alcalde de Punta Umbría frena las cuatro torres de pisos tras los reparos de la Junta

Rodríguez Nevado interviene en el Pleno para dejar en suspenso el proyecto «por el momento» pero no renuncia al mismo

SEVILLAActualizado:

Las alarmas encendidas en la Junta de Andalucía y la presión de la oposición han podido más que las prisas del alcalde socialista de Punta Umbría (Huelva) por sacar adelante un proyecto urbanístico para construir cuatro torres de once plantas en la localidad costera que albergarán 172 viviendas, en las parcelas de los antiguos depósitos de agua y del aparcamiento situado junto a la casa cuartel de la Guardia Civil en la avenida Ciudad de Huelva.

Después de que se lo pidieran de forma unánime los grupos de la oposición en la reunión de la comisión preparatoria del Pleno, Gonzalo Rodríguez Nevado, ha tomado este miércoles la palabra en el Pleno municipal para anunciar que retira la venta del suelo a un precio inferior al del mercado «por el momento» pero sin renunciar a la operación en el futuro.

Hernández Cansino calificó de «aberración urbanística» la venta de suelos por debajo de su valor en el mercado

Rodríguez Nevado ha insistido, como hizo su delegada de Urbanismo, en que su plan tiene el visto bueno de la Junta y dijo no entender a qué obedecen los reparos que puso ayer el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, quien advirtió que no está a favor de un desarrollismo salvaje, sino que se apuesta por un modelo sostenible de desarrollo y de construcción.

Sus declaraciones contrastan con la versión ofrecida por la concejal delegada de Urbanismo del Ayuntamiento de Punta Umbría, Bárbara Carrasco, quien defendió que el proyecto «ha contado con un procedimiento escrupuloso, que ha pasado por cuatro consejerías de la Junta de Andalucía y que no ha recibido ningún tipo de alegación durante los periodos que marca la ley».

La polémica estalló a raíz de unas declaraciones del portavoz de Unidos por Punta Umbría (UPU) en el Ayuntamiento de la localidad, José Carlos Hernández Cansino, que calificó la operación como «una aberración urbanística» puesto que quiere «vender el suelo por debajo de su precio».

El portavoz municipal de UPU afirmó que «la única justificación» que tiene esa forma de actuar es «asegurar una adjudicación rápida aunque sea por debajo de precio, pues el alcalde tiene prisa por hacer caja antes de irse».