SUCESOS

Un preso lesiona a un funcionario tras intentar clavarle un tenedor en los ojos en la prisión de Albolote

Por suerte pudo ser retenido por otros funcionarios y reclusos, provocando arañazos en el pómulo, la nariz y el cuello

Los sindicatos APFP, UGT y CCOO han pedido hoy el cese inmediato del director de la prisión provincial de Granada, ubicada en el municipio de Albolote, tras una nueva agresión por parte de un interno a un funcionario del centro que tuvo que ser atendido por los servicios médicos.

Según han informado en un comunicado, al recluso, con un importante historial de conflictos y con graves problemas psiquiátricos, se le requirió que devolviera objetos que había robado a otros internos y en un determinado momento se abalanzó sobre el funcionario con los cubiertos de la comida.

Golpeó al funcionario en la cara y le provocó arañazos en el pómulo, la nariz y el cuello con los cubiertos, han detallado los sindicatos.

El recluso tiene un perfil altamente agresivo y desde hace unas semanas no cesa de crear problemas y conflictos con otros internos y con el personal del centro penitenciario.

El incidente se produjo tras el reparto de la cena mientras el trabajador acompañaba al auxiliar sanitario para dispensar la medicación, junto a otro funcionario, y otros internos se quejaban de que habían sido víctimas de robos por el interno agresor.

Cuando se acercó el funcionario, el interno intentó golpearlo, primero con patadas y posteriormente intentando clavarle los cubiertos en los ojos.

Gracias a la intervención del otro trabajador, del auxiliar de enfermería y de otros internos que pararon el ataque, no hubo que lamentar males mayores, han indicado APFP, UGT y CCOO.

Esta agresión se suma a otras que han sufrido los funcionarios en los últimos tiempos, ya que en menos de un año siete han sido víctimas de hechos violentos, agresiones ya denunciadas con anterioridad y que ponen de manifiesto la «lamentable situación» del centro penitenciario de Albolote, según los sindicatos.

Las secciones sindicales denuncian la falta de personal en el centro de trabajo y han advertido de las consecuencias que ello supone por el déficit en la seguridad y la imposibilidad de salvaguardar la integridad física de internos o agresiones a funcionarios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios