La exdirectora del Patronato de la Alhambra, Mar Villafranca, ha vuelto a ser detenida este martes.
La exdirectora del Patronato de la Alhambra, Mar Villafranca, ha vuelto a ser detenida este martes. - EFE
CASO AUDIOGUÍAS

Operación contra la corrupción en la Alhambra: otros 24 detenidos por una trama de contratación

Ya están en libertad con cargos todos los arrestados, entre los que se encuentra la exdirectora del Patronato de la Alhambra

Actualizado:

24 personas han sido detenidas y puestas en libertad con cargos este martes en el marco de una operación policial contra la corrupción en la Alhambra por el supuesto fraude en la adjudicación de servicios del monumento granadino. Es el Juzgado de Instrucción 4 de Granada el que investiga este asunto, que arrancó en 2015 a raíz del destape de las presuntas irregularidades en la contratación del servicio de audioguías, lo que precipitó la dimisión de la entonces directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, quien fue detenida entonces y de nuevo ahora.

El conocido como caso de las audioguías no ha dejado de crecer desde que estalló, también con las consiguientes dimisiones de la exsecretaria general del monumento, Victoria Chamorro, y del que fuera jefe del área de comercialización y visita pública, José Visedo. Ambos se encuentran también entre los detenidos. La investigación ha ido en aumento, como también ha crecido paulatinamente el número de empresas y personas bajo sospecha por la adjudicación de diversos servicios prestados por la Alhambra.

Concursos «a medida»

La que fuera responsable de contratación, Helena C. C., aseguró en sede policial que algunos concursos eran un «paripé» y que se hacían a medida, hasta el punto de que existen correos electrónicos aportados a la causa donde los empresarios piden abiertamente al Patronato los pliegos de condiciones en formato Word para modificarlos a su gusto.

En ocasiones, ni siquiera existía mesa de contratación, como reveló ABC. Es el caso de uno de los concursos que han estado bajo sospecha: el del polémico servicio de entradas al monumento. Este hecho además está relacionado con el caso Alhambra, un fiasco judicial alentado por la Junta de Andalucía para tratar de demostrar la existencia de una supuesta trama de trabajadores, causa en la que declaró (a favor del Patronato de la Alhambra) el empresario beneficiario del contrato.

La Alhambra, «agencia de colocación»

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional, al cargo de la investigación, ha llegado a asegurar en sus informes que la Alhambra se convirtió en una «agencia de colocación» de familiares y amigos en diversas empresas cuyos «verdaderos administradores» serían los propios directivos del Patronato de la Alhambra y los empresarios titulares ejercerían de meros «testaferros cualificados».

La UDEF sostiene, además, que el «alto nivel de vida y de patrimonio», con retiradas de importantes cantidades de dinero en efectivo, que llevaban tanto María del Mar Villafranca como Victoria Chamorro no se correspondería con sus ingresos, «por lo que podría haber un uso delictivo». La Policía cree que el origen presuntamente turbio de ese patrimonio es la contratación de diversos servicios con las empresas investigadas, lo que podría haber generado un perjuicio económico millonario para el Patronato.

La Intervención General de la Junta cifró en 12 millones la cantidad defraudada al detectar anomalías contractuales en más de 200 adjudicaciones firmadas desde 2005 hasta 2014 con las que el Patronato perdía dinero a mansalva. Una de las revelaciones más llamativas del informe de auditoría tiene que ver con el aceite que producen los olivos de la Alhambra. Inexplicablemente, y a cambio de casi nada, y asumiendo los costes de explotación, el Patronato concertó un contrato para explotar los 5.000 olivos repartidos por 52 hectáreas del entorno monumental. El beneficio de la cosecha –21.000 litros de aceite con un precio de venta al público que rondaba los 12 euros el litro– iba íntegro para el adjudicatario.