Vivienda en construcción donde fue hallada la menor de 14 años agredida - EFE

La menor de 14 años apuñalada y violada en Granada conoció a su agresor por Facebook

La víctima fue operada por cirujanos vasculares por las heridas severas que presenta en cuello y abdomen

GRANADAActualizado:

La joven de 14 años que fue violada, golpeada y apuñalada en la madrugada del miércoles en Granada conoció a su presunto agresor el pasado mes de febrero por Internet; en concreto, por la red social Facebook. El hombre, de 27 años, se habría hecho pasar por un menor de 17 con el fin de engatusarla e iniciar una relación con la niña, según recoge el diario Ideal.

El sospechoso fue detenido por la Policía Nacional el pasado miércoles, horas más tarde de que la joven apareciera en una casa en obras del extrarradio granadino. Sus lamentos alertaron a los vecinos poco antes del alba, cuando llamaron a los servicios sanitarios, que la trasladaron al Hospital Materno Infantil de la capital. Allí fue operada este jueves por cirujanos vasculares por las heridas severas que presenta en cuello y abdomen, y permanece ingresada con pronóstico «muy grave».

Sobre el único detenido pesaba una orden de alejamiento de la joven, que estaba vigente en el momento de la agresión. Esta orden fue decretada después de que la madre de la chica, preocupada por la diferencia de edad entre ambos, denunciara -con la asistencia del Instituto Andaluz de la Mujer- ante la autoridad judicial el trato machista que él le profería.

La orden de alejamiento estaba también motivada por el artículo 183 del Código Penal, por el que se prohíben las relaciones sexuales con menores de 16 años. Fue por esto por lo que hace un tiempo la Policía Nacional detuvo y encarceló al hombre, que quedó en libertad provisional con cargos a la espera de la celebración del juicio. Además, la madre interpuso una segunda denuncia contra él por quebrantar la orden de alejamiento, que fue archivada.

No quería verle más

El único detenido habría incumplido en varias ocasiones la orden de alejamiento sobre la joven, también el pasado martes por la tarde. La menor, harta del acoso al que estaba sometida, y ante una nueva visita del varón, decidió salir de su casa para insistir en el fin de su relación. Pretendía dejarle claro que no quería verle ni recibir más llamadas y mensajes suyos. Al parecer, también había contactado insistentemente con su círculo de amigos.